Abelardo Saavedra del Toro (Vida y obra)

Abelardo Saavedra del Toro

Abelardo Saavedra del Toro

Abelardo Saavedra del Toro (1860-1938). Nacio el 21 de enero de 1860 en Villamartín, Cádiz, Andalucía, (España) y murió el 18 de noviembre de 1938 en Barcelona, Cataluña, (España) el intelectual y pedagogo anarquista Abelardo Saavedra del Toro, citado en ocasiones como Abelardo Saavedra Saavedra.

Debido a su salud precaria no asistió a la escuela y fue educado por su madre Dolores. Más tarde ingresó en la Universidad de Cádiz, el rector de la que era familia de su madre, donde estudió farmacia, profesión que ejerció un tiempo en Sevilla.

Casado con Enriqueta Borrejo, tuvo cuatro hijos antes de enviudar en 1895. En esa época realizó varios trabajos en Madrid y Sevilla, como escribiente en los archivos catedralicios, preceptor y administrador de varios aristócratas, tranviario, boticario, redactor y corresponsal en Italia del periódico sevillano “La Época”, etc.

El descubrimiento del anarquismo fue gracias a los contactos con un campesino andaluz ya finales del siglo, se erigió defensor de las clases populares desde el punto de vista libertario.

Entre 1902 y 1905 dirigió en Morón “La Voz del terruño” y fue encarcelado durante unos meses en Sevilla, donde conoció al  entonces anarquista  Martínez Barrios, pero que inmediatamente se pasó al lerruxisme para salir de la cárcel.

Hizo amistad con numerosos y destacados militantes anarquistas, como Salvochea, Sánchez Rosa, Vallina, Ojeda y González Sola. También intervino en la famosa y exitosa gira propagandística andaluza de “La Revista Blanca”.

En mayo de 1903 representó a las sociedades obreras de Morón, El Coronil, Montellano y Utrera en el Congreso de la Federación de Sociedades Obreras de Resistencia de la Región Española (FSORE) y a comienzos de 1904, hizo mítines por Andalucía (Coronil, Utrera, Morón, Montellano) pidiendo la amnistía para los presos de «la Mano Negra».

En abril de 1904, con Sánchez Rosa, recorrió Murcia en una gira de propaganda preparatoria del IV Congreso de la FSORE ya finales de año, con Ojeda y Gonzale Sola, encuadrados en el «Grupo 4 de Mayo » se encargó del semanario “Tierra y Libertad” .

Después de enseñar en una escuela laica y con cuarenta procesos por delitos de imprenta en las espaldas, abandonó Madrid, Madrid. (España) y marchó a Barcelona, Cataluña, (España).

En la capital catalana colaboró ​​estrechamente con Francesc Ferrer i Guàrdia, (Francisco Ferrer Guardia en castellano) en la redacción de libros de texto para la Escuela Moderna y también, según algunas fuentes, fundó hasta 148 escuelas de inspiración ferreriana en Andalucía.

Acosado por las fuerzas represivas barcelonesas, se exilió en París, Isla de Francia, (Francia) de donde fue deportado, instalándose finalmente en Tánger hasta la proclamación de la amnistía con motivo de la boda del rey Alfonso XIII.

En Madrid ayudó Eduardo Barriobero y Herrán en sus traducciones de Rabelais.

En 1905 en la Coruña, Galicia, (España)  participó en el mitin del Primero de Mayo con Romeo.

En mayo de 1906 fue detenido y encarcelado a raíz del atentado de Morral y al año siguiente, llamado por los anarquistas cubanos, viajó clandestinamente a la isla caribeña con Francisco González Sola (Paco Sola).

En Cuba ambos hicieron mítines y conferencias y se hicieron cargo del semanario “¡Tierra!” de La Habana.

Meses más tarde se trasladó a Regla, (Cuba) donde organizó el Centro de Estudios Sociales y Cruces, (Cuba), donde trabajó de zapatero.

Parece que intervino en el Congreso Nacional Anarquista y que creó estructuras organizativas en el sector azucarero.

En 1912, debido a su actividad en el movimiento obrero, fue deportado por el dictador José Miguel Gómez en España. Instalado en Madrid, Madrid, (España) poco después se exilió en Francia tras el atentado de Manuel Pardiñas, anarquista que conocía, contra el presidente del Consejo de Ministros José Canalejas. 1913 volvió a Cuba y se estableció en Isabela de Sagua, donde desplegó su militancia.

En 1915 fue deportado nuevamente a la Península. Acabado de desembarcar, marchó a Lisboa,  (Portugal), donde trabajó de impresor, y luego a Sevilla, Radalucia, (España) donde reanudó sus relaciones con Ojeda y González Sola. Los tres organizaron un negocio de fotografía, que duró poco por discrepancias con Ojeda.

Instalado en Barcelona, Cataluña, (España) desarrolló una importante labor militante, convirtiendo su casa en un centro libertario, al mismo tiempo que taller de confección de ropa, participando en las tareas del Sindicato del Vestir.

También fue asiduo del Centro Obrero de Serrallonga, donde hacía charlas semanales.

A partir de 1927 vivió en Santa Coloma de Gramanet, Barcelona, Cataluña, (España) y durante la década de los veinte y hasta la Revolución Social de 1936 viajó por toda la Península como representante de material ortopédico.

Los últimos años de su vida tuvo que sufrir la locura de su compañera Jacoba Fernández.

Cuando estalló la guerra civil, con 76 años, se obstinó en ir al frente a combatir, marchando al frente de Aragón.

Abelardo Saavedra destacó como conferenciante y orador, pero también como periodista.

Abelardo Saavedra del Toro murió el 18 de noviembre de 1938 en Barcelona, Cataluña, (España)