Marie-Jeanne Picqueray, más conocida como May Picqueray (Vida y obra)

Marie-Jeanne Picqueray, más conocida como May Picqueray (1898-1983). Nacio el  8 de julio de 1898 en Bretaña (Francia) y murió el  3 de noviembre de 1983) en París (Francia). Militante anarquista, anarcosindicalista y antimilitarista.

Nacida en una familia modesta, pasó la infancia con sus hermanos y hermana en Bretaña donde acudía a una escuela de monjas privada.

Fue contratada por una institutriz para ocuparse de una de sus dos hijas epiléptica y Marie-Jeanne marchó con esta familia a Quebec (Canadá) considerada como un miembro más. Dos años después la pequeña epiléptica murió y entonces pudo acudir al instituto de Montreal. May fue repatriada, ya que sus “amos” fallecieron y los hijos fueron recogidos por un familiar. Trabajó entonces como intérprete y mecanógrafa bilingüe. Casada por primera vez, abandonó a su marido, oficial de la marina mercante y drogadicto.

Hacia 1918, instalada en París, trabajó como tipógrafa en el Instituto de Historia y Geografía e inició una relación con un estudiante de medicina, Dragui Popourtch, quien la iniciará en el anarquismo y militará en grupos libertarios y en las Juventudes Sindicalistas.

Participó activamente en las excursiones campestres que organizaban los militantes anarquistas y allí conoció a Sébastien Faure y Louis Lecoin. Pero el hermano mayor de Dragui se opuso a la relación y éste marchó a Alemania, abandonando a May.

Inagotable May

Asistió al primer congreso de la Confederación General del Trabajo Unitaria (CGTU) en junio y julio de 1922 en Sant-Etiève. Como secretaria administrativa de la Federación del Metal asistió, acompañada del secretario federal Louis Chevalier, al congreso de la II Internacional Sindicalista Roja en Moscú en 1922, donde se entrevistó con Trotsky y consiguió la liberación de los jóvenes anarquistas Mollie Steimer y Senya Flechine, deportadxs a las islas Solovietsky.

Bloqueada en Moscú por falta de pasaporte, pudo salir de allí gracias a unos papeles falsos facilitados por las autoridades soviéticas. Detenida en la frontera francobelga, fue encarcelada en Avesnes-sur-Helpe y condenada a 45 días de prisión por uso de documentación falsa. Poco después abandonará la CGTU, cuando ésta pasó a ser controlada por los comunistas.

El 11 de enero de 1924 participó en los altercados contra los comunistas y donde 2 anarcosindicalistas resultaron muertos. Acogió al exiliado Nestor Makhno y su familia en su casa parisina. Más tarde trabajó como correctora de periódicos locales y después como secretaria de Emma Goldman en Sant Tropez durante tres años, hasta julio de 1926.

Cuando el caso Sacco y Vanzetti se desencadena, trabajó activamente en el comité de apoyo y no vacilará en enviar una bomba escondida en un paquete de perfume a la embajada de Estaos Unidos que no causó ninguna víctima. En esta época fue detenida y encarcelada unos meses por un asunto de espionaje del que no tenía nada que ver.

Después de vivir un tiempo con un pescador, realizó diversos trabajos, entre ellos ser secretaria del escritor Joseph Kessel. Cuando estalló la Revolución española, participó en la red de apoyo y en la evacuación de niñxs españoles. A partir de junio de 1940, en Tolosa de Languedoc, se ocupó de los campos de concentración de la zona libre, facilitando numerosas evasiones de refugiadxs de los campos de Noé y de Vernet.

Durante la guerra, de nuevo en París, suministrará documentación falsa a la Resistencia. Después de la Liberación retomará su profesión y militará en el sindicato de correctores a partir del 1 de octubre de 1945. Cuando desapareció Libre Soir Express, periódico donde estaba empleada, May y una compañera decidieron citar ante la Magistratura de Trabajo a la dirección del diario, hecho que no se había realizado nunca, para conseguir un mes de indemnización por despido, lo que conseguirán y crearán jurisprudencia.

Fundaron el grupo «Amigos de Louis Lecoin», para continuar el trabajo a favor de los insumisos, refractarios y objetores de conciencia al servicio militar en plena guerra de Algeria.

En 1974 creó el periódico mensual Le Réfractaire, que dirigió hasta su muerte. Con 79 años, el 30 de julio de 1977, participó en la manifestación antinuclear de Creys-Malville. En 1979 publicó su autobiografía bajo el título May, la réfractaire; reeditada después de su muerte bajo el título Pour mes 85 ans d’anarchie.

May Picqueray murió el 3 de noviembre de 1983 en París (Francia) de un cáncer generalizado.

En 1983 Bernard Baissat realizó la película Écoutez May Picqueray sobre su vida.

En 1994 se publicará un libro sobre su vida escrito por Olivia Gomolinski, May Picqueray, 1898-1983, une mémoire du mouvement anarchiste, mémoire de maîtrise.

Anuncios