Libertad Ródenas Domínguez (Vida y obra)

Libertad Ródenas Domínguez (1892-1970). Nació el 23 de septiembre 1892 algunas fuentes citan 1891 o 1893 en Chera, Valencia, (España) y murió el 19 de enero de 1970 en México..

Su padre Custodio, después de vivir en París, Isla de Francia, (Francia) y conocer los escritos de Voltaire, quedó ganado para el librepensamiento.

Volvió a Valencia, Valencia, (España) y se unió a Emeteria Domínguez y tuvo tres hijos: Volney, Progreso y Libertad. Durante el resto de su vida fue un firme propagandista de las ideas liberales.

Libertad ingresó con cinco años en una escuela laica, a la que asistió por poco tiempo.

Era aquella una época de agitación política y social contra el régimen monárquico y contra el primer ministro Cánovas del Castillo.

Libertad, ya con más años, comenzó a frecuentar los mítines y reuniones políticas y pronto participó en las controversias que se suscitaban adquiriendo una capacidad oratoria y expositiva muy importantes. Pronto habría de decantarse hacia la defensa de la idea anarquista y a partir de entonces multiplica su presencia en actos públicos y en los conflictos que se plantean entre el Capital y los obreros.

En 1918 se traslada con su familia a Barcelona, Cataluña, (España)  y puede intervenir en el Congreso de la Confederación Regional de la CNT que tiene lugar en Sants. Posteriormente participa en giras de propaganda organizadas para exponer y explicar los acuerdos del Congreso y también para ayudar en la constitución de sindicatos en las localidades donde no existieran.

Durante una de estas giras conocerá a quien luego será su compañero, José Viadiu, militante confederal.

Su casa en Barcelona se convirtió en centro de reunión y de refugio de los perseguidos por parte de las autoridades, a nadie faltó cobijo. También sirvió como depósito de armas que habrían de servir como defensa ante los ataques del Estado y de sus mercenarios que por entonces y sobre todo en Barcelona proliferaban, donde no había día que militantes obreros no fueran encarcelados, deportados o asesinados. Martinez Anido, Arlegui y el llamado Barón Koenig y sus pistoleros hacían de la ley y de la justicia una sucesión de violencias y crímenes.

La familia Ródenas no quedó indemne; Volney y un primo llamado Armando fueron detenidos y una noche les fue aplicada la “ley de fugas”, quedando Armando tan malherido que habría de fallecer en breve; afortunadamente Volney pudo escapar ileso y ocultarse.En otro tiroteo también fue herido su otro hermano Progreso.

El 13 de diciembre de 1920, tras el atentado y muerte del policía Espejo, Libertad fue detenida y llevada a presencia de Arlegui en la jefatura de policía. Allí rechazó las insinuaciones de soborno para que abandonara su militancia. Esto le costó pasar tres meses en prisión.

Una vez liberada y en unión de Rosario Dulcet viaja a Madrid para dar una charla en el Ateneo denunciando el terror gubernamental que asola Barcelona y toda Cataluña.

Continuó con las giras propagandísticas por toda España, lo que le acarreaba arrestos y detenciones, como aquella vez que fue arrestada en Guadalajara por unas charlas que dio en compañía de Juan Peiró.

Libertad actuó en el grupo “Brisas Libertarias” de Sants con Rosario Segarra y luego con Rosario Dulcet, Miralles, García y otros. También habrá de participar en los comités pro-presos barceloneses. Con el compañero Viadiu tuvo tres hijos y su militancia quedó suspendida por un tiempo.

En julio de 1936 salió con la Columna Durruti hacia Aragón, y en el frente participó como una miliciana más, igual al resto de sus compañeros. Se ocupó de la evacuación hacia Barcelona de los niños aragoneses evacuados de los frentes de guerra.
Va a colaborar también en las actividades de Mujeres Libres y en su órgano de propaganda.
Al final de la guerra cruzará la frontera francesa, pudiendo más tarde establecerse en México, donde fallecería en enero de 1970.

Libertad Ródenas Domínguez – de la columna Durruti

El 23 de septiembre 1893, algunas fuentes citan 1891 o 1892 nace en Chera (Plan de Utiel, Valencia) la militante anarcosindicalista y anarcofeminista Libertad Ródenas Domínguez en algunos lugares aparece como Rodríguez.

Su padre, Custodio Ródenas, después de vivir en París y conocer los escritos de Voltaire, se hizo librepensador, abandonando el cristianismo y el tradicionalismo los que era adepto.

Al volver a Valencia se unió libremente con Emeteria Domínguez y tuvo tres hijos: Volney, Progreso y Libertad, y permaneció durante toda su vida como un firme propagandista de las ideas liberales, republicanas federalistas y blasquistas.

Libertad ingresó con cinco años en una escuela laica, pero pudo asistir por poco tiempo, aunque luego estudiaría fotografía y leería muchísimo.

Cuidó de una niña enferma e hizo prácticas de modista. Aquella época estaba caracterizada por una gran agitación política contra el régimen monárquico y contra el primer ministro Cánovas del Castillo.

Ya más grande, comenzó a frecuentar los mítines y las reuniones políticas y pronto participó en las controversias con los socialistas que se suscitaban adquiriendo una gran capacidad expositiva y de oratoria, decantándose por las ideas anarquistas.

En 1918 se instaló con su familia a Barcelona, ​​donde como miembro del Sindicato del Textil intervino en el Congreso de la Confederación Regional de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) de Sants.

Posteriormente participó en giras de propaganda organizadas para exponer y explicar los importantes acuerdos de ese congreso y también para ayudar a la constitución de sindicatos en las localidades donde no existieran.

Durante una de estas giras, en Valls en 1920, conoció al que luego será su compañero, el anarcosindicalista José Viadiu.

Su domicilio barcelonés se convirtió en centro de reunión y de refugio de los perseguidos por parte de las autoridades, también sirvió de escondite de armas que deberían servir como defensa frente a los ataques de las guerrillas de pistoleros del Sindicato Libre, pagado por la patronal y en confabulación con los aparatos represivos del Estado.

Volney y un primo, Armando, fueron detenidos y una noche se les aplicó la «ley de fugas»: Armando murió días después a causa de las heridas y Volney pudo huir sano y salvo y esconderse, en Otro tiroteo su hermano Progreso también resultó herido.

El 13 de diciembre de 1920, a raíz del atentado y muerte del inspector de policía Espejo, fue detenida y llevada en presencia de Arlegui a comisaría, donde rechazó las insinuaciones de soborno para que abandonara su militancia, lo que le costó tres meses de prisión.

Una vez liberada, y en unión de Rosario Dulcet, viajó a Madrid para dar una charla en el Ateneo denunciando el terror gubernamental que asolaba Barcelona y toda Cataluña.

El 11 de noviembre de 1921 realizó otra conferencia en el Ateneo de Madrid titulada «La situación actual de la mujer». Continuó haciendo giras propagandísticas partes la península, lo que implicó detenciones, como la vez que fue detenida con Juan Peiró por unas charlas en Guadalajara.

Actuó en el grupo «Brisas Libertarias” de Sants, con Rosario Segarra, y luego, con Rosario Dulcet, Miralles, García y otros. También participó en los comités pro presos barceloneses. Tomó parte en el mitin de afirmación sindicalista-revolucionario celebrado en el Palacio de Artes Modernas de Montjuïc de 1922.

Unida con Viadiu del que  tuvo tres hijos y su militancia se suspendió por un tiempo.

El 24 de agosto de 1930 hizo un mitin en Barcelona.

En julio de 1936 salió con la Columna Durruti hacia Aragón, y al frente participó como una miliciana más en la conquista de Pina de Ebro. Se ocupó de la marcha hacia Barcelona de los niños aragoneses evacuados de los frentes de guerra, por encargo de Durruti.

Colaboró ​​también en las actividades de “Mujeres Libres” y en su órgano de propaganda.

Al terminar la guerra pudo cruzar la frontera francesa, instalándose en Burdeos, despues se marchó a Santo Domingo, donde formó parte con Viadiu y José Peirats de una colectividad, y a La Habana, (Cuba). Finalmente se estableció en México, donde sólo pudo retornar uno de sus tres hijos de la URSS donde habían sido evacuados.

Fue una de las mujeres más famosas del anarquismo hispano, destacando sobre todo por su oratoria, Samblancat la denominó «la pálida vestal del sindicalismo rojo».

Libertad Ródenas Domínguez murió el 19 de enero de 1970 en México.