Vera Figner (Vida y obra)

Vera Figner

Vera Figner

Vera Figner (1852-1942) Nacio en Kazan (Rusia) el  7 de julio de 1852 y murio en Moscú (Rusia) el 15 de junio de 1942. Revolucionaria narodnik, bakuninista y socialista revolucionaria.

Vera Nikolayevna Figner nació el 7 de julio (25 de junio según el calendario juliano ruso de la época) de 1852 en Tetiushi (Kazan) en una familia aristocrática y fue la mayor de seis hermanos.

Entre 1863 y 1869 se educó en el Instituto de Señoritas Rodionovsky de Kazan.

En 1870 se matriculó en la Universidad de Kazan para estudiar medicina y ese mismo año se casó en un matrimonio de conveniencia con el magistrado A. V. Filippov.

Entre 1872 y 1875 amplió los estudios médicos en la Universitat de Zuric (Suiza).

Primeros años revolucionarios

Influida por Sofia Bard y Mark Natanson, en 1873 entró a formar parte del grupo «Frichi» (libre), de carácter bakuninista y que pasará a ser el núcleo de la Organización Socialrevolucionaria Panrusa, y se adhirió a la Asociación Internacional de los Trabajadores (AIT).

En 1874 se matriculó en la Universidad de Berna y conoció a P. L. Lavrov y Mijaíl Bakunin.

En diciembre de 1875, ya divorciada de su marido y cuando la represión zarista golpeó duramente el movimiento revolucionario, volvió a Rusia para continuar la lucha y unos años más tarde entró a formar parte de los grupos narodniks (populistas), junto a Juri Bogdanovitx entre otros, y en «Zemlia i Volia» (Tierra y Libertat).

En 1876 participó en la manifestación de revolucionarios de Kazan en Sant Petersburgo.

Entre 1877 y 1879 hizo de enfermera y dirigió la propaganda revolucionaria a los pueblos de la zona de Samara y Saratov.

En 1879 tomó parte en el Congreso de Voronezh de «Zemlia i Volia».

«Narodnaya Volya»

En 1879, después de la división de «Zemlia i Volia», formó parte del Comité Ejecutivo de la nueva organización «Narodnaya Volya» (Voluntad del Pueblo) (con Alexander Mikhailov, Aleksandr Kviatkovski, Andréi Zheliabov, Sofiya Perovskaya, Nikolái Morozov, Mijaíl Frolenko, Lev Tijomirov, Aleksandr Barannikov, Anna Yakimova y Mariya Oshanina, entre otros), destacando en las actividades de propaganda entre intelectuales, estudiantes y militares en Sant Peterburgo, Kronstadt y el sur de Rusia.

En esta época participa en la revista Rabotnik (Trabajador). Poco después, fue una de las creadoras de la sección militar de «Narodnaia Volia», encargada de organizar atentados contra el zar.

Participó directamente en la planificación del asesinato de Alejandro II en los atentados de Odessa de 1880 y de Sant Petersburgo del 13 de marzo de 1881.

Consiguió huir de la represión y desplegó su trabajo propagandístico en Odessa. Como único miembro del Comité Ejecutivo de «Narodnaya Volya» en libertad, intentó resucitar el movimiento a partir de 1882.

El 10 de febrero de 1883, traicionada por el infiltrado policiaco Sergei Degaiev, fue detenida en Jarkov. El 28 de septiembre de 1884 fue condenada a muerte por el Tribunal Militar del Distrito de Sant Petersburgo en el «Juicio de lxs Catorce», pero la sentencia fue conmutada, gracias a la intercesión del periodista Niko Nikoladze, a trabajos forzados a perpetuidad en Siberia.

Pasó 20 meses antes del juicio encarcelada en régimen de incomunicación en le fprtaleza de Pedro y Pablo (Sant Petersburgo); después 20 años en la fortaleza de Schlüsselburg, hasta septiembre 1904, tiempo en el que escribió poesía y organizó protestas colectivas contra el régimen carcelario; y finalmente deportada a Arkhangelsk y después a Nizhny Novgorod.

Amnistiada en 1905 por el zar Nicolas II, en 1906 pudo ir al extranjero con un permiso para tratarse médicamente, donde creó comités de ayuda a lxs presxs políticxs rusxs en diferentes ciudades europeas, recaudó dinero y publicó un folleto sobre las prisiones rusas que fue traducido a diferentes idiomas.

Entre 1907 y 1909 militó en el Partido Social-Revolucionario, pero dejó a los eseristas cuando descubrió que el destacado militante Jevno Azef era un agente doble.

En 1915 volvió a Rusia, pero fue detenida en la frontera, juzgada y condenada a la deportación en Nizhny Novgorod bajo vigilancia policíaca. En diciembre de 1916, gracias a su hermano Nicolás, solista de los Teatros Imperiales, se le permitió vivir en Sant Petersburgo.

Revolución Bolchevique y últimos años

Tras la Revolución de Octubre de 1917, en la que no participó porque no aceptó la manera como se llevaba a término, empezó a redactar su libro autobiográfico Sapexatlionnii trud (Memorias de una revolucionaria), que tuvo un gran éxito y que fue traducido a muchos idiomas.

En estos años, siempre crítica con el gobierno bolchevique, formó parte de la Sociedad de Expresxs Políticxs y Exiliadxs y colaboró la revista Katorga i ssilka (Katorga y exilio). También escribió una serie de biografías de narodniks y diversos artículos sobre la historia del movimiento revolucionario ruso de la década de 1870 y 1880.

A partir de 1921 presidió el «Comité por la memoria de Kropotkin», radicado en el Museo Kropotkin.

En 1927 participó en el documental Padenie dinastii Romanovych, de Esfir Shub.

En 1931 fue procesada por el estalinismo, pero vivió en libertad en Moscú bajo la estrecha vigilancia de las autoridades soviéticas.

Vera Figner murió el 15 de junio de 1942 en Moscú y fue enterrada en el cementerio moscovita de Novodevichy.

Obra

  • Stikhotvoreniia (poemas)
  • Rusia en las tinieblas: memorias de una nihilista.
  • Los reclusos de Schlusselburgo.

 

VERA FIGNER LUCHADORA CONTRA LOS ZAR Y PROCESADA POR LOS ESTALINISTAS

Vera Figner luchadora contra los zar y procesada por los estalinistas

Vera Figner luchadora contra los zar y procesada por los estalinistas

El 7 de julio – 25 de junio según el calendario juliano ruso de la época – de 1852 nace en Tetiushi (Kazan, Tartaria, Imperio Ruso) la revolucionaria narodniki, bakuninista y socialista revolucionaria Vera Nikoláyevna Figner. Hija de una familia aristocrática, fue la mayor de seis hermanos. Entre 1863 y 1869 se educó en el Instituto de Señoritas Rodionovsky de Kazan. En 1870 se matriculó en la Universidad de Kazan para estudiar medicina y ese mismo año se casó en un matrimonio de conveniencias con el magistrado A. V. Filippov. Entre 1872 y 1875 amplió estudios médicos en la Universidad de Zúrich (Suiza). Influida por Sofía Bard y Mark Natanson, en 1873 entró a formar parte del grupo «Frich» – del inglés Free, libre -, de carácter bakuninista y que se convertirá en el núcleo de la Organización socialrevolucionaria Panrussa, y se adhirió a la Asociación Internacional de los Trabajadores (AIT). En 1874 se matriculó en la Universidad de Berna y conoció P. L. Lavrov y Mikhail Bakunin. En diciembre de 1875, ya divorciada de su marido y cuando la represión zarista golpeó duramente al movimiento revolucionario, volvió a Rusia para continuar la lucha y un años más tarde entró a formar parte de los grupos narodniki (populistas), con Juri Bogdanovitx entre otros, y en «Zemlin y Quería» (Tierra y Libertad). En 1876 participó en la manifestación de revolucionarios de Kazán en San Petersburgo. Entre 1877 y 1879 hizo de enfermera y dirigió la propaganda revolucionaria a los pueblos de la zona de Samara y Saratov. En 1879 tomó parte en el Congreso de Voronezh de «Zemlin y Quería». En 1879, tras la división de «Zemlin y Quería», formó parte del Comité Ejecutivo de la nueva organización «Narodnaia Quería» (Voluntad del Pueblo) – con Alexander Mikhailov, Aleksandr Kviatkovski, Andréi Zheliábov, Sofiya Peróvskaya, Nikolái Morozov, Mijaíl Frolenko, Lev Tijomirov, Alexander Baránnikov, Anna Yakimova y Mariya Oshanina, entre otros -, destacando en las actividades de propaganda entre intelectuales, estudiantes y militares en San Petersburgo, Kronstadt y el sur de Rusia. En esta época participa en la revista Rabotnik (Trabajador). Poco después, fue uno de los creadores de la sección militar de “Narodnaya Quería», encargada de organizar atentados contra el zar. Participó directamente en la planificación del asesinato de Alejandro II en los atentados de Odessa de 1880 y de San Petersburgo del 13 de marzo de 1881 que tuvo éxito. Consiguió huir de la represión y desplegó su labor propagandística en Odessa. Como único miembro del Comité Ejecutivo de «Narodnaia Quería» en libertad, intentó resucitar el movimiento a partir de 1882. El 10 de febrero de 1883, traicionado por el infiltrado policiaco Sergei Degaiev, fue detenida en Jarkov. El 28 de septiembre de 1884 fue condenada a muerte por el Tribunal Militar del Distrito de San Petersburgo en el «Juicio de los Catorce”, pero la sentencia fue conmutada, gracias a la intercesión del periodista Niko Nikoladze, a trabajos forzados a perpetuidad en Siberia. Pasó 20 meses antes del juicio encarcelada en régimen de incomunicación a la fortaleza de Pedro y Pablo (San Petersburgo), después 20 años en la fortaleza de Schlusselburg, hasta septiembre de 1904, tiempo en el que escribió poesía y organizó protestas colaboración lectivas contra el régimen carcelario, y finalmente deportada a Arkhangelsk y luego en Nizhny Novgorod. Amnistiada en 1905 por el zar Nicolás II, en 1906 pudo irse al extranjero con un permiso por tratarse médicamente, donde creó comités de ayuda a los presos políticos rusos en diferentes ciudades europeas, recaudó dinero y publicó un folleto sobre las prisiones rusas que fue traducido a varios idiomas. Entre 1907 y 1909 militó en el Partido Social-Revolucionario, pero dejó la eseristas cuando se descubrió que el destacado militante Jevno Azef era un agente doble. En 1915 volvió a Rusia, pero fue detenida en la frontera, juzgada y condenada a la deportación en Nizhny Novgorod bajo vigilancia policíaca. En diciembre de 1916, gracias a su hermano Nicolás, solista de los Teatros Imperiales, se le permitió vivir en San Petersburgo. Tras la Revolución de Octubre de 1917, en la que no participó porque no aceptó la forma en que se llevaba a cabo, empezó a redactar su libro autobiográfico Sapexatlionnii Trud (Memorias de una revolucionaria), que tuvo un gran éxito y que fue traducido a muchos idiomas. En estos años, siempre crítica con el gobierno bolchevique, formó parte de la Sociedad de Expresos Políticos y Exiliados y colaboró ​​en la revista Katorga y ssilka (Katorga y exilio). También escribió una serie de biografías de narodniki y varios artículos sobre la historia del movimiento revolucionario ruso de la década de 1870 y 1880. A partir de 1921 presidió la «Comité para la memoria de Kropotkin», radicado en el Museo Kropotkin. En 1927 participó en el documental Padenie dinastii Romanovych, de Esfir Shub. En 1931 fue procesada por el estalinismo, pero vivió en libertad en Moscú bajo la estrecha vigilancia de las autoridades soviéticas. Vera Figner murió el 15 de junio de 1942 en Moscú (Rusia) y fue enterrada en el cementerio moscovita de Novodevichy.

Anuncios