Francisco Portales Sirgado (Vida y obra)

Francisco Portales Sirgado.

Francisco Portales Sirgado.

Francisco Portales Sirgado (1871-1941). Nació el 10 de mayo del año 1871 en Zahínos, Badajoz, Extremadura, (España), y falleció el 18 de marzo de 1941, a las 3 de la mañana, Según la autopsia del médico de prisiones «por colapso cardíaco a causa de una insuficiencia mitral». Varios testigos de la muerte afirmaron a la familia que el compañero fue asesinado por una paliza propinada por estar enseñando a leer a otros presos..

Francisco, hijo de Juan Portales y Catalina Sirgado nació el 10 de mayo del año 1871 en Zahínos, Badajoz, Extremadura, (España), zona de grandes dehesas y de un fuerte arraigo a la propiedad común de la tierra en la que se llegó a comprar entre los campesinos las fincas subastadas por la desamortización de 1885. (1) Su padre fue inspector de educación y su madre al igual que más tarde él fue maestra. 

Maestro de escuela

El 22 de septiembre de 1889 fue nombrado maestro interino en la escuela de su pueblo, Zahínos. Dos días antes renunció al acta de concejal que tenía en esos momentos en el ayuntamiento «por ser este cargo incompatible con el de maestro».

Parece ser que volvió a recuperar su actividad política porque fue elegido concejal en 1902 y 1906.  El 1 de julio de 1909 fue nombrado alcalde, repitió el 1 de enero de 1910 hasta diciembre de 1911. A partir de esa fecha no vuelve a aparecer como cargo público. Aun así, participó en la creación de la Sociedad Civil «El Progreso» fundada en 1902 y que continúa hasta nuestros días que se encarga de organizar y gestionar la propiedad comunal de los zahineros y zahineras. En esta sociedad ocupa distintos cargos en la junta directiva hasta 1907 que incluyen la vicepresidencia en 1905.(2)

En 1919 se le otorgó una plaza como interino en el pueblo leonés de Santas Martas(3). También pasó, en 1922, por la escuela de Sesnández de Tábara en plena Sierra de la Culebra de Zamora, Castilla y León, (España) donde nació su último hijo de nombre Juan. Los salarios que percibió en su etapa de docencia, fueron inferiores a 3000 pesetas hasta el 1 de junio de 1931 y hasta un máximo de 4000 ptas. a partir del 1 de enero de 1937. Es claro y conciso el esfuerzo que se hizo desde el comienzo de la República para llevar la enseñanza a todas las capas sociales.

La afección del magisterio a este propósito se pagó con sangre y fuego: 60.000 docentes fueron depurados, encarcelados o asesinados(4), poniendo fin así al espíritu libre de la enseñanza que debía servir para dar conocimientos, y con ellos prosperidad, al pueblo.

 

Familia con ideales libertarios.

 

Familia de Francisco Portales Sirgado, 1928.

Familia de Francisco Portales Sirgado, 1928.

Su compañera, también enamorada de la cultura, se llamaba Luisa Casamar Portales y tenía un parentesco lejano con él. La pareja tuvo 14 hijos, aunque no todos lograron llegar a edad adulta, que tuvieron acceso a una educación moderna y adelantada a la época que les tocó vivir. Esa educación les sirvió como base para abrazar ideas sociales ligadas a la República y, sobre todo, al potente movimiento libertario. De hecho, posteriormente varios de ellos tuvieron una militancia destacada en las organizaciones del ámbito anarquista.

Por ese compromiso con los más desfavorecidos, su familia y él mismo, sufrieron la represión en todas sus formas:

  • Rafael Herrera Mata

    Rafael Herrera Mata.

    Su hijo, Francisco Portales Casamar,  afiliado a la UGT y presidente de la federación de empleados municipales y obreros de Sevilla durante 1934. Tenía responsabilidades en el matadero de Sevilla donde trabajaba. Fue señalado por un compañero como instigador de planear el ataque a la iglesia sevillana de San Bernardo, cuando lo que hizo fue disuadir. Fue detenido en dos ocasiones, la primera el 24 de julio junto a su cuñado Rafael Herrera Mata, y asesinado con la impunidad total que reinaba en la Sevilla, Andalucía, (España) fascista el 23 de agosto de 1936.(5)

  • Dos de sus seis hijos, Luis y Juan Portales Casamar, fueron militantes de las Juventudes Libertarias y de la CNT. Luis estuvo encarcelado desde los años 40, pero fue puesto en libertad, y ambos hermanos se reintegraron a la lucha libertaria. En la clandestinidad de 1944, en el Pleno Regional de la CNT, los dos hermanos pasaron a formar parte del Comité Regional andaluz. Huyeron de la represión y se instalaron en Madrid, Comunidad de Madrid, (España). En 1947 se unieron al comité peninsular de las Juventudes Libertarias (FIJL). Juan estuvo muy ligado a la figura de Juan Gómez Casas, que legalizó la CNT durante la transición; también al periódico de la FAI“Tierra y libertad”,  que estaba en la clandestinidad, y fundó en el exilio francés la federación local de CNT de Cachan, Val de Marne, Isla de Francia, (Francia)(6). Luis fue delegado en el mes
    Suceso Portales Casamar fue fundadora de la organización Mujeres Libres.  En la imagen, cubierta de la revista  Mujeres Libres.

    Suceso Portales Casamar fue fundadora de la organización Mujeres Libres.  En la imagen, cubierta de la revista  Mujeres Libres.

    de julio por Andalucía, (España) en el Pleno Nacional de FIJL que se celebró en Madrid, Comunidad de Madrid, (España). Días más tarde fue detenido en la frontera francesa y juzgado en Sevilla, Andalucía, (España) se le condenó a una larga pena. Tras pasar un total de 18 años en los penales de Sevilla, Burgos y Ocaña fue puesto en libertad y se exilió a Francia(7).

  • Una de las hijas de Francisco, Suceso Portales Casamar, a partir del año 34 se afilió a la CNT, siendo una importantísima activista por los derechos de la clase obrera y de la mujer. Fundadora de Mujeres Libres e impulsora del vocero de la organización del mismo nombre, llegó a ser subsecretaria de su Comité Nacional. Durante la guerra participó en todas las actividades libertarias de retaguardia informativas, culturales, industriales etc. Con la caída de los frentes se marchó a Londres, Inglaterra, (Reino Unido), junto a 184 exiliados a bordo del barco Galatea que zarpó, no sin problemas, desde el puerto de Alicante. Comunidad Valenciana, (España). Desde 1939 colaboró desde Londres, Inglaterra, (Reino Unido) en todos los foros antifranquistas siendo una de las personas que continuaron con su militancia en el movimiento libertario en el exilio(8). Su inmenso legado de escritos, conferencias y mítines se está recuperando y en breve, Mérida, Extremadura, (España) contará con una calle en memoria de ella. Fue compañera de Acracio Ruiz (su verdadero nombre era José Molina Ortega), también afiliado a la CNT y muy cercano a Cipriano Mera en la defensa de Madrid, creador de la columna «España Libre» y del «Batallón Espartaco»(9).
  • Otra hija, Luisa,  quedó viuda de Rafael Herrera Mata, ambos afiliados a Unión Republicana. Éste fue tipógrafo, poeta de la generación del 27 y amigo, entre otros, de Federico García Lorca. Fue asesinado el 29 de enero de 1938. Dejó una niña huérfana de dos años, Luisa Herrera Portales(10).
  • Por ultimo, su hija Hortensia y su marido (ella era maestra y él joyero y grabador en Madrid, Comunidad de Madrid, (España) fueron expoliados de sus bienes y desterrados a Zahínos, Badajoz, Extremadura, (España) su pueblo natal(11).
Luis Portales Casamar
Suceso Portales Casamar
Acracio Ruiz

Afiliado a CNT, detenido, interrogado, represaliado.

Los valores humanos que portaba, el empuje de sus hijos, ya muy comprometidos en las luchas sociales, y la deriva que fueron tomando los acontecimientos, llevaron seguramente al profesor a dar el paso e implicarse primero en la CNT, en el sindicato único de enseñanza el 28 de julio de 1936, y tiempo más tarde en la FAI, el 1 de octubre de 1938.

Después del golpe militar, fue delegado de la CNT en la comisión provincial de abastos de Guadalajara, Castilla-La Mancha, (España); se trasladó a esa ciudad (donde estuvo desde noviembre de 1936 hasta abril de 1937) y vivió de cerca la mayor derrota infringida a las tropas franquistas por el ejército popular. También colaboró en la comisión formada  para defender el patrimonio artístico de dicha provincia, sin formar parte de ningún batallón miliciano.

Le tomaron declaración jurada en el pueblo de Yélamos de Arriba, en la comarca de la Alcarria, Guadalajara, Castilla-La Mancha, (España) el 30 de julio de 1939 donde residía y trabajaba como maestro. Se inicia así un periplo que le lleva a la prisión de Brihuega, Guadalajara, Castilla-La Mancha, (España) y después a la prisión de Guadalajara, Castilla-La Mancha, (España) donde se termina el proceso contra él. Brihuega, Castilla-La Mancha, (España) aún hoy en día es un importante núcleo ferroviario y, según nos cuenta Hortensia, hija de Suceso Portales Casamar: «los sexagenarios que habían sido detenidos, entre ellos Francisco, fueron trasladados en tren hasta el pueblo en unas condiciones vergonzosas para su edad».

Dio prueba de entereza y de una gran serenidad, según nuestro criterio, en esa primera declaración en la que afirmó, entre otras cosas, pertenecer al movimiento libertario desde justo después del golpe. A la pregunta de si había pertenecido a alguna entidad política antes del alzamiento responde que no, pero apunta que propagó «ideas políticas y sociales de emancipación y superación humana».  Nos parece importante hacer esta reseña ya que estaba siendo interrogado a la edad de 68 años y solo imaginar la situación nos parece de una valentía inusual y da prueba de la clase de persona que era.

En un posterior interrogatorio, el 29 de marzo de 1940 en Brihuega, Castilla-La Mancha, (España) la autoridad golpista pretende situarle en los asesinatos ocurridos en la cárcel de Guadalajara, Castilla-La Mancha, (España) algo que él niega con rotundidad. No así, un relato que se repite constantemente sobre si portaba o no un gorro de miliciano rojo y negro a lo que responde afirmativamente. No sabemos hasta qué punto es verídico esto último, pero en muchas ocasiones nos encontramos que esos pequeños detalles servían para inclinar la balanza entre la vida y la muerte o entre condenas a cadena perpetua o con tiempo limitado.

Después de esa declaración se inicia el proceso contra su persona el 27 de mayo de 1940 donde, al no poder demostrar su filiación antes del golpe militar, se insiste en su relación con la CNT, la FAI y se reitera que, en sucesivas ocasiones, ha sido visto por Guadalajara, Castilla-La Mancha, (España) con un gorro anarquista. También se le acusa de adiestrar a su hija Suceso en las armas de fuego, de registrar casas y de confiscar mobiliario para su oficina en la plaza de abastos, y de dejar para ello apartado su oficio de maestro.

El 26 de junio de 1940 se le llama a un consejo de guerra bajo el delito aplicado por la autoridad golpista de «auxilio a la rebelión militar» (qué vueltas da la vida, los «rebeldes juzgando la rebelión») y se le impone una pena a 20 años, sin ninguna garantía para su defensa, a pesar de no tener pruebas suficientes en su contra. Se le conmuta la pena a la de 12 años y un día. El compañero en esos momentos ya contaba con 69 años.

Carcel Nueva de Valladolid

Cárcel Nueva de Valladolid

Cárcel y muerte

Empieza a cumplir condena en la cárcel de Guadalajara, Castilla-La Mancha, (España) hasta la fecha del 10 de marzo de 1941 donde se ordena su traslado a la isla penal de San Simón, junto a otros seis presos. Posiblemente su avanzada edad propició el destino al penal de la isla viguesa, ya que allí se llevaba prácticamente a morir a los presos de mayor de edad en unas condiciones infrahumanas.

Desde el fin de la guerra hasta marzo de 1943, fue una época en la que se concentró a los presos mayores de sesenta años (…) se trasladaron a centenares de ellos desde todas partes de España(12).

Durante ese traslado ingresó en la prisión de Valladolid, Castilla y León, (España) denominada Cárcel Nueva. El día 18 de marzo de 1941, a las 3 de la mañana, fallece. Según la autopsia del médico de prisiones «por colapso cardíaco a causa de una insuficiencia mitral». Varios testigos de la muerte afirmaron a la familia que el compañero fue asesinado por una paliza propinada por estar enseñando a leer a otros presos.

Esto último concuerda con algunos testimonios de los horrores que se llevaron a cabo en la llamada Cárcel Nueva:

El mismo día que ingresé, a las cinco de la tarde, nos mandaron formar a todos para que viéramos el triste espectáculo de cinco cajas mortuorias, cada una con un cadáver dentro. Todos los días del mes de febrero de 1941 estuve viendo este espectáculo, formado y con el brazo en alto.

Otros testimonios aseguran que los fusilamientos y las palizas no se detuvieron hasta finales de 1941.(13).

El compañero Francisco fue enterrado sin ningún miramiento y sin el conocimiento de su familia, el 18 de marzo en la fosa llamada de los pobres (parcela 89 del cementerio del Carmen). Los responsables pudieron así ocultar, seguramente, los verdaderos detalles de su muerte y poner más difícil aún la recuperación y la dignificación de su persona.