Clemente Galé Campos (Vida y obra)

Clemente Galé Campos (1844¿?-1932). Nació alrededor de 1844 y murió el 21 de septiembre de 1936 fue fusilado en Cádiz, Andalucía , (España) el anarquista y anarcosindicalista Clemente Galé Campos, también citado como Clemente de Galeno Campos.

Carpintero y albañil de profesión , hacia 1918 fue vocal del Sindicato de carpiteros de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT).

En 1920 fue nombrado administrador del periódico gaditano “Bandera Libre” (1919-1920), dirigido por Diego Rodríguez Barbosa.

A finales de los años veinte, fue miembro del grupo anarquista “Germinal”, adherido a la Federación Anarquista Ibérica (FAI), donde también formaban parte Vicente Ballester Tinoco y Elías García Segarra.

En agosto de 1930 formó parte con Vicente Ballester Tinoco, Manuel Ordoñez, José Rodicio, Pedro Lucena, I. Pérez, José Ramos y Juan Ocaña, en la comisión que gestionó la huelga de trabajadores de la construcción del nuevo Balneario de Cádiz, Andalucia, (España) .

En septiembre de 1930 participó activamente en la organización de la Conferencia de Sindicatos Andaluces y ese mismo año , con Vicente Ballester, José Bonati Ortega y José Lucero, fundó el semanario anarquista gaditano “Germinal”. También en 1930 presidió la Sociedad de Obreros Canteros y Peones y como tal firmó, con otros compañeros, el 25 de noviembre de ese año una carta dirigida al ministro de Gobernación ante la negativa de las autoridades a dar permiso para la realización de actos propagandísticos obreros. Colaboró ​​en El Pueblo de Cádiz.

El 28 de mayo de 1931 firmó, con otros compañeros, desde la prisión de Cádiz, Andalucia, (España) una carta en la prensa contra las maniobras de los jefes republicanos gaditanos.

Después del golpe militar, el 21 de septiembre de 1936 un grupo de fascistas vino a detenerlo; durante el enfrentamiento su compañera resultó muerta y su hija Aurora, de 18 años herida; él herido, consiguió llegar a la calle, pero fue capturado. Trasladado a un hospital, el médico falangista Enrique Alsina rehusó curarlo «porque no tenía cura». Un grupo de falangistas lo sacó del hospital y la fusiló en plena calle, obligando a un grupo de mujeres a cantar el himno falangista Cara al sol delante del cadáver.

Su hija marchó a Madrid (España), donde vivió hasta su muerte en 1979. Clemente Galé Campos también fue padre de Esmeraldina y de Julio.