Simón Piera  Labrador (Vida y obra)

Simón Piera  Labrador (1892-1979)Nacio el 3 de septiembre de 1892 en la calle Peligro, nº 4 del barrio de Sants de Barcelona, Cataluña, (España) y  murió el 14 de agosto de 1979 en Barcelona, Cataluña, (España) el militante anarcosindicalista Simón Piera y Labrador.

Sólo con seis años trabajaba vendiendo escobas y abanicos en Sabadell, y más tarde, en una imprenta y de herrero.

En 1901 volvió a Barcelona, ​​donde trabajará en varios oficios (vidrio, pesca), y en 1902, con sólo 10 años, se encontró en medio de una carga de la Guardia Civil que hacía contra unos obreros huelguistas, lo que marcó profundamente.

Centrado en la albañilería definitivamente, trabajará en Badalona, ​​donde militará en el ateneo libertario de la ciudad, y en Barcelona.

En 1908, con sólo 16 años, fue encarcelado por primera vez cuando formaba parte de un comité de propaganda para la huelga del Primero de Mayo.

En 1909 participó en la Semana Trágica y tuvo que huir a Francia tras su fracaso.

En 1910 asistió al congreso, que convocado por Solidaridad Obrera, decidió constituir la CNT, y debido a la fuerte represión que se desencadenó tras la huelga de septiembre de 1911, se vio obligado a exiliarse en Toulouse.

En este año de 1911 conocerá Salvador Seguí, de quien será un gran amigo.

En 1916, con un gran prestigio entre los obreros, será miembro de los comités de huelga de la construcción y en 1917, con Salvador Seguí a Ángel Pestaña, en el de La Canadiense.

En 1917 defendió la necesidad de un congreso sindical y la conveniencia de los sindicatos únicos, por eso estuvo presente en 1918 en el Congreso de Sants y fue presidente del Sindicato Único de la Construcción entre 1918 y 1920.

En 1919 participó en el Congreso Sindicalista de Amsterdam y en las reuniones del Pro Comisión Mixta de Trabajo en Barcelona.

Ejerció de moderador en la asamblea general de la huelga de La Canadiense de la plaza de toros de Las Arenas de Barcelona el 19 de marzo de 1919.

En diciembre de 1919 fue representante del Sindicato de la Construcción de Barcelona en el Segundo Congreso de la CNT en Madrid, donde fue uno de los 24 firmantes del dictamen sobre la definición ideológica de la CNT, que declaraba que la finalidad que persigue la Confederación Nacional del trabajo es el Comunismo Libertario.

Se declaró contrario al ingreso de la CNT en la III Internacional.

Perseguido por orden de Severiano Martínez Anido, se fue de Barcelona y se puso a trabajar en Comarruga (El Vendrell).

El 23 de octubre de 1922 sufrió un atentado en Sants por parte de pistoleros del Sindicato Libre y después fue encarcelado.

Cuando se impuso la dictadura de Miguel Primo de Rivera, tuvo que exiliarse en Beziers y París entre 1924 y 1926. Volvió a Cataluña en 1926 y se instaló en Sabadell, comenzando su camino hacia el politicismo.

En 1931 se adhirió a Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y sin firmar el «Manifiesto del Treinta» se unió con los hombres de la CNT que propugnaban una actividad sindical independiente de la Federación Anarquista Ibérica (FAI) y rechazó el Partido Sindicalista de Ángel Pestaña.

Durante la II República y la guerra civil no ejerció papeles relevantes en la CNT y continuaba afiliado a ERC. Exilia en Francia a partir del 25 de enero de 1939, después en Santo Domingo y acabó residente en Venezuela, donde fue presidente del Centro Catalán de Caracas entre 1949 y 1950.

En 1965 volvió a Cataluña. Es autor del libro Recuerdos y experiencias de un dirigente de la CNT (1975).

Simón Piera y Labrador murió el 14 de agosto de 1979 en Barcelona, Cataluña, (España).