André Colomer (Vida y obra)

André Colomer

André Colomer

André Colomer (1886-1931). Nació el 4 de diciembre de 1886 en Cervera, (Francia) y murió el 7 de octubre de 1931 en Moscú, (Rusia).

Fue un poeta, teórico lírico de la violencia y anarquista individualista francés.

Biografía.

Pasó su infancia y fue educado en París, Isla de Francia, (Francia) descubriendo a los 12 años el ideal anarquista gracias a la lectura de la obra de Zola. Fue alumno de secundaria en Burdeos, Gironda, Nueva Aquitania, (Francia) pero el individualismo le hace tomar un año sabático que ocupa por el Mediterráneo.

Pasado el año, sigue los cursos que le permiten obtener el bachillerato, vuelve a entrar en Louis-le-Grand dónde prepara el examen de ingreso a la Escuela normal superior, sin éxito.

En 1906, en Perpiñan, Occitania, (Francia) hace el servicio militar. Posteriormente, ejerce brevemente como profesor en el colegio de Blois y Lakanal. Se instala en París, Isla de Francia, (Francia), donde empieza a escribir y ejerce como periodista. Funda dos revistas: “La Foire aux chimères” en 1907, y “l’Action d’Art” en 1913.

En 1911, es encarcelado en la prisión de Cherche-Midi, París, Isla de Francia, (Francia) por negarse a realizar un período militar de 28 días. Cae enfermo, por lo que es liberado. En septiembre de 1914, se convoca en un consejo de apelación al cual no se presenta, si no que parte hacia Italia junto a su compañera Magdalena.

Comienza la edición de “A nous deux, Patrie!” dónde declara:

“Podrían estallar guerra o revolución. Ni una ni otra me contaría entre sus soldados; ni una ni otra tendría mi sangre de héroe entre sus filas”.

En 1915, este país entra en guerra, lo que le conduce a la clandestinidad. Su salud empeora, por lo que corre el riesgo de ser descubierto. Finalmente es detenido y enviado a Perpiñan, Occitania, (Francia). Visto su delicado estado de salud, se le concede un permiso definitivo coincidiendo con el día del armisticio.

A partir de 1919, escribe en la revista “Le Libertaire”, siendo su secretario de redacción. En el “Club des Insurgés” (Club de los Insurrectos), colabora como orador. Una de sus charlas lleva como nombre: “Qui est coupable? La Société ou le Bandit?” (¿Quién es culpable? ¿La Sociedad o el Bandido?) y tiene lugar en la Casa de los Sindicatos. Organiza a los trabajadores intelectuales creando el Sindicato de los Escritores y el Sindicato de los Dramaturgos en 1920 y se convierte en secretario del Comité intersindical del Espectáculo. También será cofundador de la Confederación general del trabajo unitario en 1921. Pese a que este sindicato está próximo al Partido Comunista Francés, Colomer no queda impresionado con la revolución rusa de 1917. Piensa que la Revolución es un mito y una palabra vacía. El 18 de noviembre de 1921, escribe en “Le Libertaire”:

… “cuando los trabajadores sean los amos, según la concepción anarquista, no serán más que los amos de la materia inanimada que realizan con sus esfuerzos. Para liberarse, organizarse y defenderse, los individuo-productores no necesitan ni de políticos, ni de generales, ni de Comisarios del pueblo. Dejadlos suprimir el Estado, sus funcionarios, sus mecanismos, sus leyes, toda la vieja carcasa de opresión colectiva y veréis, sólo por interés y afecto, a los hombres producir, a los individuos agruparse y vivir a la búsqueda de la armonía”.

En agosto de 1922, se convierte en director de “La Revue Anarchiste”.

El 24 de noviembre de 1923 tiene lugar el caso Daudet en el cual Colomer revelará que Le Flaoutter era un confidente.

En 1925, viaja a Montpellier, Hérault, Occitania, (Francia), para dar una charla sobre: «Deux monstres, Dieu et la Patrie, ravagent l’humanité» (Dos monstruos, Dios y la Patria, devastan la humanidad), con la que influirá a Léo Malet con el que mantendrá correspondencia. En sus memorias dedica un capítulo a la Banda de Bonnot. El 12 de diciembre, publica un texto en su periódico bajo el título “Choisir!” (elegid):

“Estaré con los proletarios cuando se rebelen contra las órdenes del Estado, cuando se declaren insurrectos, incluso si realizan esta insurrección bajo las banderas rojas del Bolchevismo”.

A raíz de la “tesis del asesinato” de Philippe Daudet quien le acusa, Colomer deja “Le Libertaire” para crear la revista “L’Insurgé” (el Insurrecto). Donde colaboran Hauteclaire (Madeleine Colomer), Sébastien Faure, Enrique Volatería, Maurice Wullens, Noël Letam (Léo Malet). Colomer vive entonces en 259 rue de Charenton en París, Isla de Francia, (Francia).

En febrero de 1927, cae de nuevo gravemente enfermo. Se convierte meses al bolchevismo y se adhiere al PCF. Acogido, con su familia, en Moscú, (Rusia), donde muere el 7 de octubre de 1931.

Obras.

  • Roland Malmos (novela)
  • Le Réfractaire (drama en tres actos)
  • Bonimini contre le fascisme
  • Répression de l’anarchisme en Russie soviétique (1923),
  • À nous deux, Patrie ! : la conquête de soi-même (memorias), 1925

Bibliografía.

Godin, Noël. Anthologie de la subversión carabinée, L’âge d’homme, 1989, ISBN 2-8251-0715-8 (philosophical study of political freedom). p.168 y sig. [1]