Jaime Balius Mir (Vida y obra)

Jaime Balius

Jaime Balius

 Jaime Balius Mir (1904 -1980) nacio el 13 de julio de 1904 en Barcelona (España) y murió el 13 de diciembre de 1980 en la Maison de Beau Séjour de Ieras,  Provenza, Occitania  (Francia) en una residencia geriátrica en la que residía desde 1963 en Hyères, (Francia). Fue un escritor anarquista español.

Inicios nacionalistas.

Nació en el seno  de una familia económicamente desahogada y burguesa de Barcelona. Cursó estudios de bachillerato y se matriculó en la facultad de medicina.

Su temperamento idealista lo llevará durante su juventud al nacionalismo insurreccional del coronel Macià y al partido político Estat Català.

En 1922  se afilia a Acció Catalana, y toma parte en las manifestaciones catalanistas de 1923; dos años más tarde fue uno de los firmantes del manifiesto catalanista de Bandera Negra, e implicado en el llamado “complot de Garraf” contra el rey Alfonso XIII y en los preparativos de un “Exèrcit Català” secreto, es encarcelado. En poco tiempo es puesto en libertad y se exilia en Francia, donde la atmósfera de adulación que envolvía a Macià y la poca disposición de éste a organizar un auténtico levantamiento le desencantaron del independentismo.

BOC.

Al proclamarse la República volvió a Barcelona y se afilió al Bloc Obrer i Camperol (BOC), organización a medio camino entre el nacionalismo y el marxismo pero al poco se sintió decepcionado por las ambiciones dirigistas de sus jefes y sus connivencias con la pequeña burguesía nacionalista.

Impresionado por la insurrección de Fígols, se hizo anarquista, apadrinado en los medios libertarios por nombres de prestigio como Pablo Ruiz, Bruno Lladó, Francisco Pellicer, Liberto Callejas, Alejandro Gilabert o Eusebio Carbó.

Guerra civil.

Logotipo de la CNT.

Logotipo de la CNT.

Pertenecía a la FAI desde 1932 y a la CNT desde 1936.

Iniciada la Guerra Civil Balius fue elegido vicepresidente del Sindicato de Periodistas y entró en el Grup Sindical d’Escriptors Catalans, escribiendo para Ideas, Ruta, Superación y Tiempos Nuevos. El 26 de enero de 1937 se le ofreció la dirección del periódico La Noche, antiguo órgano azañista en manos de sus trabajadores.

Ejerció de articulista y periodista en la prensa libertaria del momento, así para Tierra y LibertadSolidaridad  obrera,  Solidaridad,  Cultura Obrera,  Despertar y Más Lejos.

Agrupación de los Amigos de Durruti.

 
Primer número de El Amigo del Pueblo, Portavoz de los Amigos de Durruti, órgano de Los Amigos de Durruti.

Primer número de El Amigo del Pueblo, Portavoz de los Amigos de Durruti, órgano de Los Amigos de Durruti.

El 15 de marzo de 1937 crea la Agrupación de los Amigos de Durruti junto a Félix Martínez y Pablo Ruiz, antiguos miembros de la  Columna Durruti, a raíz del decreto de militarización de las milicias, y empieza a editar (a partir del 19 de mayo) el periódico El Amigo del Pueblo, ilegalizado tras la publicación de sus primeros números y que toma su título de L’Ami du Peuple de Marat. Su objetivo es luchar contra lo que consideran como una posición reformista por parte de la CNT y contra el abandono de las conquistas de 1936.
 
Los Amigos de Durruti están en desacuerdo con la participación de la CNT en el gobierno central y catalán. También se oponen a la militarización, bajo control político del gobierno, de las milicias obreras.1​ 

A raíz de los Sucesos de Mayo (1937), en los que se aproximaría al POUM, la sede de la agrupación fue clausurada y Balius llevado a los calabozos, desde donde continuaría escribiendo para El Amigo del Pueblo. Pudo salir al poco de la cárcel, siendo nombrado secretario de la Agrupación y encarcelado de nuevo. En enero de 1938 escribirá “Hacia una nueva revolución”, uno de sus textos más conocidos.

Exilio.

Al finalizar la guerra en Cataluña en enero de 1939 se exilia de nuevo a Francia, donde gesta el Grupo franco-español de “Los Amigos de Durruti”. Cuando se inicie la invasión alemana, Balius logrará salir del territorio francés en el último barco fletado por el SERE en 1940. Desembarcó en Santo Domingo, desde donde pudo alcanzar Cuba y llegar por fin a México, país en el que permaneció diecisiete años (permaneció unos meses en casa de Grandizo Munis y dos años en el Sanatorio Español, con su enfermedad agravada y en un estado de absoluta miseria, escribiéndose con el historiador Burnett Bolloten, residente en California, que le prestó alguna ayuda moral y económica2​).

En 1961 vuelve en París, donde ejercerá como redactor para Le Combat Syndicaliste Tierra Libre, periódicos de la CNT en el exilio francés.

En 1978 el historiador británico Paul Sharkey traduce y edita en inglés “Hacia una nueva revolución”, al que Balius le añadirá un prólogo, “Hace 40 años…”, que ha pasado a formar parte de la obra.

Muere en la residencia Beau Séjour, en Hyères, en el distrito de Toulon, un día de diciembre de 1980.

Bibliografía.

Referencias.

  1. (en inglés)Saku Pinta, « Council Communist perspectives on the spanish civil war and revolution, 1936-1939» Alex Prichard, Ruth Kinna, Saku Pinta, Dave Berry, Libertarian Socialism: Politics in Black and Red, Éditeur Palgrave Macmillan, 2012, ISBN 9781137284761, 328 pages, p.134-137 [1]
  2. Agustín GuillamónInsurrección. Las sangrientas jornadas del 3 al 7 de mayo del 1937, página 350, Editorial Descontrol, 2017

 

JAUME BALIUS – DEL GRUPO ANARQUISTA LOS AMIGOS DE DURRUTI

Jaume Balius – del grupo anarquista Los amigos de Durruti

 

El 13 de julio de 1904 nace en Barcelona (España) el periodista y activista anarquista y anarcosindicalista Santiago María Balius Mir (Jaume Balius). Hijo de una familia burguesa acomodada catalana, sus padres fueron Santiago Balius Pericás, corredor real de comercio, y Carmen Mir Pujol, y tuvo tres hermanos. Disfrutó de una esmerada educación, que comenzó con los jesuitas de la calle barcelonesa de Caspe (1914-1918), continuó en colegios privados de Zaragoza (1918-1919) y realizando el último curso de bachillerato (1919-1920) a Girona. En estos años se hizo de la Liga Espiritual de la Virgen de Montserrat y de la Asociación Catalanista de Estudiantes. 1920 comenzó la carrera de médico, pero no pasó el segundo año y, cuando aún estaba en la Facultad de Medicina, cogió una enfermedad venérea, las secuelas de la cual el marcaron el resto de su vida. La cojera y las progresivas dificultades en el brazo, hicieron de él una persona amargada. 1922 se afilió a Acción Catalana y participó en las manifestaciones catalanistas del año siguiente.

1923 se alistó en las guerrillas del Ejército Catalán que organizaron los seguidores de Francesc Macià encuadrados en Estado Catalán. En noviembre de 1924 asistió a la Asamblea Catalanista de Perpiñán y 1925 firmó el manifiesto del grupo «Bandera Negra», suborganització radical de Estado Catalán.

El 6 de junio de 1925 fue detenido debido al llamado «Complot de Garraf» – intento catalanista de atentar contra el rey Alfonso XIII -, torturado y encarcelado. En la cárcel conoció numerosos anarquistas (Eroles, Ródenas, Ballano, etc.), Contactos que lo introdujeron en el movimiento libertario. Como no fue encausado, se exilió a finales de 1925 primero en Perpiñán y desde el otoño de 1926 en París, participando en actividades de Estado Catalán y del Ejército Catalán, encabezado por Francesc Macià, tomando parte en los llamados «Hechos de Prats de Molló» de 1926 – el intento de invasión desde la Cataluña Norte para proclamar el Estado Catalán.

Entre los años 1927 y 1928 la policía francesa ya lo identificó como un habitual de los círculos anarquistas. Bien decepcionado por el reformismo interclasista y arribista de Macià, con la llegada de la II República, regresó a Cataluña, y después de una breve e incierta militancia comunista en la antiestalinista Bloque Obrero y Campesino (BOC), hacia el 1932 adhirió al movimiento anarquista, colaborando en Solidaridad Obrera, Tierra y Libertad y Solidaridad. Partidario del insurreccionalismo ibérico, pasará a criticar duramente los nacionalismos de todo tipo. Aunque por influencias de Liberto Callejas afilió al Sindicato de Profesiones Liberales de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT), participó sobre todo en los grupos anarquistas de la Federación Anarquista Ibérica (FAI).

A raíz del levantamiento anarquista de enero de 1933 fue procesado por «sedición» como miembro del grupo «Renacer» (Bruno Lladó, Cervera, Pellicer, Ruiz, etc.). Desde julio de 1933 fue asiduo de los medios periodísticos confederales. A partir del verano de 1934 fue llamado por Liberto Callejas, director del periódico CNT, para llevar la corresponsalía de Barcelona. Fue uno de los que puso en marcha la campaña contra Miquel Badia, jefe de la policía de Barcelona y conocido militante nacionalista de Estado Catalán. Como periodista se especializó en la actualidad política, sobre todo catalana. Entre 1934 y 1936 colaboró en Cultura Obrera de Palma.

Por los hechos de octubre de 1934 sufrió prisión y una vez liberado fundó, con Pablo Ruiz, la editorial Renacer, donde publicó varios folletos en 1935. Poco después fundó, con Carbón y Viñuales, el periódico Más Lejos. En 1936, durante los primeros meses de la guerra, recorrió la comarca de Pina de Ebro en una gira propagandística de reivindicación del colectivismo libertario. Su labor periodística, sin embargo, no disminuye y entre el verano y el otoño de 1936 colaboró en Solidaridad Obrera, y desde enero de 1937 asumió la dirección del vespertino La Noche, periódico que, a pesar de no ser órgano confederal, estaba controlado por la Federación Local de la CNT a través de la cooperativa creada por los trabajadores a partir de julio de 1936.

Durante los primeros meses de 1937 participó en el llamado «Pleito de los periodistas confederales», sobre la nueva dirección de Solidaridad Obrera y los comités nacional y regional catalán de la CNT. Utilizó para luchar contra esta nueva dirección el control sindical de los periodistas encuadrados en la CNT y su participación en el Grupo Sindical de Escritores Catalanes (GSEC), afecto a la CNT. Sus críticas al «gubernamentalismo» confederal ya la militarización de las milicias dieron lugar a principios de marzo de 1937 en la creación de la Agrupación Anarquista «Los Amigos de Durruti», de la que será secretario.

Participó activamente en los «Hechos de Mayo» de 1937 ya partir del 11 de ese mes y año creó y dirigió el portavoz de esta agrupación, El Amigo del Pueblo, donde luchó encarnisadamente contra los estalinistas, reivindicó la supresión de la generalidad contrarrevolucionaria, criticó el «reformismo» y el pacifismo de la CNT y la FAI contra los comunistas, y exigió la recuperación de los valores y objetivos revolucionarios. Fue expulsado por los comités dirigentes de la CNT, pero siempre fue defendido por las bases confederales. Después de un duro editorial de El Amigo del Pueblo contra la política comunista del gobierno de Negrín, fue detenido a finales de mayo. En junio fue cerrado nuevamente a la cárcel Modelo de Barcelona, pero fue liberado por su enfermedad en septiembre.

Para evitar una tercera detención, marchó al exilio por la Tor de Querol con integrantes de la 26 División. En París las pasó canutas y se mantuvo al margen del círculos confederales. Después marchó a América, pasando por Santo Domingo (1940) y Cuba (1941). En julio de 1944 se instaló en México ya partir de 1946 en Cuernavaca. Enfermo y en una situación bastante precaria, viviendo del subsidio de la Junta de Auxilio a los Republicanos Españoles (JARE), 1947 fue ingresado en el Sanatorio Español de la Ciudad de México, donde permaneció más de dos años. Durante los años cincuenta se mantuvo al margen del movimiento anarquista. El 20 de febrero de 1961 volvió a Francia como refugiado político y, con el apoyo de Manuel Fernández (Grandizo Munis), se estableció en París, relacionándose con militantes del trotskista Frente Obrero Revolucionario (FOR). Siempre anarquista, cuando estableció contactos con compañeros libertarios fundó el Grupo franco-español de «Los Amigos de Durruti” y editó en París cuatro nuevos números de El Amigo del Pueblo.

Entre 1964 y 1978, gracias a su relación con Joan Ferrer, colaboró en Le Combat Syndicaliste, entre 1965 y 1978 en Tierra Libre, y luego en Fragua Social. Además de las publicaciones citadas, colaboró durante su vida en Despertar, Esfuerzo, L’Espagne Nouvelle, Espoir, El Frente, Ideas, Nosotros, La Réveil Syndicaliste, Ruta, Superación, Tiempos Nuevos, El Tulipán Negro, etc. Es autor de Fígols, 8 de enero, 8 de diciembre, y octubre (con Pablo Ruiz), De Jaca a Octubre (1935), El nacionalismo y el proletariado (1935), Octubre catalán (1935), Álbum de hombres de la España. Bajo la bandera del federalismo (1937, con otros), Hacia una nueva revolución (1937), etc. En 1999 se editaron una colección de cartas bajo el título Correspondencia de Jaime Balius y en junio de 2003 Miguel Amorós publicó La revolución traicionada. La verdadera historia de Balius y Los Amigos de Durruti. Jaime Balius murió el 13 de diciembre de 1980 en la Maison de Beau Séjour de Ieras (Provenza, Occitania), residencia geriátrica en la que residía desde 1963, gracias al apoyo económico del compañero libertario bergadán Josep Ester ya su compañera Odette , y que también es conocida como «Casa de los Parias», los anarquistas exiliados que vivían.

Anuncios