Consuelo Zabala (Vida y obra)

CONSUELO ZABALA, ANARQUISTA MADRILEÑA

Consuelo Zabala, anarquista madrileña

Consuelo Zabala, anarquista madrileña

Consuelo Zabala (1920 – 2004) el 21 de marzo de 2004 muere en Móstoles (Madrid, España) la militante anarquista Consuelo Zabala. Había nacido en 1920 en la calle de Tribulete de Madrid (España) y creció en castizo barrio de Lavapiés. Su madre era religiosa y su padre, Francisco Zabala, militante del Sindicato de la Construcción de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT). Cuando el golpe militar de julio de 1936 estudiaba bachillerato con una beca de 10 pesetas que le había conseguido Alejandro Casona y ya militaba en las Juventudes Libertarias, luego colaboró ​​en el periódico Frente Libertario. En la segunda mitad de 1937 leyó dos conferencias en la madrileña «Unión Radio» que tuvieron mucho eco (Labor a realizar de los ateneos libertarios y Sacrifiquémonos por los niños). Tras la derrota, Consuelo fue encarcelada por sus actividades («ayuda a la rebelión»), especialmente por aquellas conferencias radiadas y por haber ocupado el cargo de secretaria de las Juventudes Libertarias de Chamartín en septiembre de 1938. Encarcelada en la masificada cárcel de mujeres de las Ventas, y encausada inicialmente en el mismo sumario que las militantes comunistas conocidas como «Las Trece Rosas», ella se salvó de morir fusilada por las autoridades franquistas porque negó ser comunista, remarcando el su pensamiento libertario. Liberada a finales de 1940, participó en actividades de solidaridad con los presos, siendo la intermediaria entre ellos y el Secretariado Intercontinental en el Exilio. Así una compañera le dio el nombre de un joven anarquista condenado a muerte porque le escribiera y, de este modo, conocer quién sería su compañero de toda la vida, Ángel Urzáiz Simón – la pena de muerte le fue conmutada después de tres años de prisión. Ambos trabajaron en el movimiento anarquista clandestino y Ángel fue detenido y encarcelado a finales de 1947. Acusado de intentar reorganizar la Federación Anarquista Ibérica (FAI), fue condenado por un consejo de guerra a 30 años de prisión, a cumplir en el penal de San Miguel de los Reyes. Consuelo se instaló con sus dos hijos, José Ángel y Paco, en Valencia para estar más cerca de su compañero, trabajando en un restaurante, hasta que fue liberado en 1959. Dieron refugio Cipriano Mera hasta que pudo huir a Francia cuando este salió de la cárcel y estaba amenazado de muerte por los comunistas. Tras la muerte de Franco participó en la reorganización confederal y tras la escisión de la CNT, colaboró ​​con la Fundación Anselmo Lorenzo (FAL). En 1998 murió Ángel Urzáiz y Consuelo sufrió problemas de salud durante sus últimos años. Prologó el libro de María A. García-Maroto La mujer en la prensa anarquista. España (1900-1939) (1996).

Anuncios