Gustav Landauer (Vida y obra)

Gustav Landauer (1892)

Gustav Landauer (1892)

Gustav Landauer (1870 – 1919), de nacionalidad  alemána, nacido el 7 de abril de 1870 en Karlsruhe , Gran Ducado de Baden y Murió 2 de mayo de 1919 (49 años) en Múnich , República Soviética de Baviera.  su Cónyuges  fue Hedwig Lachmann.

Gustav Landauer fue uno de los principales teóricos del anarquismo en Alemania a finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX. Era un defensor del anarquismo social y un pacifista declarado . En 1919, durante la Revolución alemana , fue brevemente Comisionado de la Ilustración y de la Instrucción Pública de la breve República Soviética de Baviera . [1] Fue asesinado cuando esta república fue derrocado.

Landauer es también conocido por su estudio de la metafísica y la religión , y sus traducciones de las obras de William Shakespeare en alemán. 

Landauer fue el segundo hijo de los padres judíos Rosa (Neuberger) y Herman Landauer, [2]propietario de una tienda de zapatos en Karlsruhe, en el Gran Ducado de Baden , donde estudió. Fue educado en filosofía , estudios alemanes e historia del arte en Heidelberg , Estrasburgo y Berlín . Después de romper sus estudios en 1893, trabajó como periodista independiente y orador público.

Su segunda esposa, Hedwig Lachmann , era un traductor consumado , y trabajaron juntos para traducir varias obras en alemán, notablemente las del dramaturgo irlandés Oscar Wilde , en una representación meritoria de la imagen de Dorian Gray , así como las obras del poeta americano Walt Whitman .

En la primavera de 1889 en Berlín, Landauer se reunió por primera vez con su patrocinador y amigo de largo tiempo, el autor y filósofo Fritz Mauthner . En abril de 1891 se incorporó a la Free Volksbühne Berlin declarando su apoyo al “Friedrichshagen Poet Circle” (Friedrichshagener Dichterkreis) para la literatura naturalista.

En febrero de 1892 Landauer se convirtió en miembro de la Asociación de Socialistas Independientes (Verein Unabhängiger Sozialisten) y de un grupo de editores para su portavoz ” Organismo Socialista de los Socialistas Independientes ” (Sozialistisches Organ der unabhängigen Sozialisten). En este trabajo escribió una serie de artículos sobre el arte, pero también comentarios críticos sobre cuestiones políticas como las opiniones económicas de Karl Marx y Eugen Dühring .

Junto con los amigos del grupo de literatura “The Young” (Die Jungen), que también trabajó con la Asociación de Socialistas Independientes, fundó la ” Nueva Volksbühne Libre ” (Neue Freie Volksbühne). A finales de 1892 Landauer se casó con la costurera Margarethe Leuschner. En julio de 1893, la Asociación de Socialistas Independientes, en la que Landauer se había convertido en el principal miembro de su ala anarquista, se separó. En el mismo mes finalizó su colaboración con la revista “Socialista” (Sozialist) de la cual apareció el último número en enero de 1895.

En la “Convención Internacional de Trabajadores Socialistas” del II. La Internacional Socialista en agosto de 1893 en Zurich, Landauer, como delegado de los anarquistas berlineses, representaba un ” socialismo anarquista “. Contra una minoría anarquista, la convención con 411 delegados de 20 países aprobó una resolución a favor de la participación en las elecciones y la acción política en los parlamentos. Los anarquistas fueron excluidos del II. Internacional Socialista. Landauer fue arrestado por “incitación a la desobediencia civil” en octubre de 1893, y condenado a 2 meses de prisión. En diciembre la sentencia se extendió a 9 meses, que Landauer sirvió en la prisión de Sorau (hoy Żary ).

Landauer no pudo establecer un medio de vida seguro en Suiza. Tras su liberación en 1895, regresó a Berlín donde vivía muy modestamente en un círculo de artistas, literatos, gente de teatros y críticos. Entre 1895 y 1899 publicó otra revista titulada ” Socialista-Anarquista Mensual ” (Sozialist – Anarchistische Monatszeitschrift).

En 1899 Landauer se encontró con el poeta y profesor de idiomas Hedwig Lachmann , que más tarde se convertiría en su segunda esposa. En septiembre de ese año decidieron permanecer juntos durante un período más largo en Inglaterra, donde Landauer se convirtió en amigos cercanos con el anarquista ruso Peter Kropotkin . Durante este tiempo nació la hija de Lachmann y Landauer, Gudula. En 1902 regresaron a Berlín.

En 1903 Landauer se divorció de su primera esposa y se casó con Hedwig Lachmann el mismo año. En 1906 nació su segunda hija Brigitte.

De 1909 a 1915, Landauer publicó en Berlín la revista “The Socialist” (Der Sozialist), que fue considerada como el portavoz de la ” Federación Socialista ” (Sozialistischer Bund) fundada por Landauer en 1908. Entre los primeros miembros estaban Erich Mühsam y Martin Buber . Como organización política, la federación no tenía importancia.

En estos años Landauer mismo escribió 115 contribuciones para la revista sobre el arte, la literatura y la filosofía, pero también la política contemporánea. En esta revista publicó también en mayor medida traducciones propias del filósofo y teórico francés Pierre-Joseph Proudhon . Debido al endurecimiento de la censura, la revista tuvo que ser cerrada.

En 1914 Landauer no se dejó llevar por el entusiasmo general por el esfuerzo de guerra alemán . En cambio, luchó contra ella desde el principio como un anarquista y pacifista .

Landauer en la década de 1890

Landauer en la década de 1890

Debido a las crecientes dificultades y la pobreza durante la guerra, Landauer y su familia se trasladaron de Berlín a Krumbach, cerca de Ulm, en el suroeste de Alemania. Aquí su esposa murió el 21 de febrero de 1918 de neumonía.

Justo después de la guerra y el comienzo de la Revolución de Noviembre ( Kurt Eisner ), Kurt Eisner envió una carta a Landauer el 14 de noviembre de 1918 invitándole a participar en el recientemente establecido “estado libre” en Baviera : “Lo que me gustaría que hicieras A contribuir en la reconstrucción de las almas por el habla “.

Después del asesinato de Eisner por el extremista derechista Anton Graf Von Arco auf Valley el 21 de febrero de 1919, los debates sobre la cuestión de un sistema de consejo (soviético) o un sistema parlamentario en la nueva república bávara crecieron con intensidad. Cuando la república soviética fue proclamada el 7 de abril de 1919 contra la voluntad del gobierno elegido de Johannes Hoffmann , Landauer fue elegido Comisionado de la Ilustración y de la Instrucción Pública . El gobierno de la primera República Soviética de Baviera (Erste Räterepublik des Freistaates Bayern) fue inicialmente dominado por socialistas y pacifistas independientes como Ernst Toller (autor y poeta) y Silvio Gesell y anarquistas como Erich Mühsam y el propio Landauer. El primer y único decreto de Landauer fue prohibir las lecciones de historia en las escuelas bávaras.

Tres días después de que el gobierno soviético fuera tomado por los funcionarios del KPD ( Partido Comunista de Alemania ) alrededor de Eugen Leviné y Max Levien , Landauer se decepcionó con sus políticas y renunció a todos sus cargos políticos el 16 de abril de 1919. Después de la Ciudad de Munich fue reconquistada por el ejército alemán y unidades de Freikorps, Landauer fue arrestado el 1 de mayo de 1919 y pisoteado a muerte por soldados un día más tarde en la prisión de Munich Stadelheim.

Después de que los nazis fueran elegidos en Alemania en 1933, destruyeron la tumba de Landauer, que había sido erigida en 1925. Enviaron los restos a una congregación judía de Munich, cobrándolos por el costo. Landauer se dejó descansar después en el Waldfriedhof de Munich ( cementerio forestal).

Uno de los nietos de Landauer, con su esposa y autor Hedwig Lachmann , fue Mike Nichols , la televisión estadounidense, director de escena y cine , escritor y productor. [3]

Metafísica y religión.

Las ideas de Landauer sobre la metafísica y la religión cambiaron alrededor de 1900. En su ensayo “Christentum und Anarchismus” (“Cristianismo y Anarquismo” publicado en 1895 en la revista Sozialist ), Landauer se planteó contra la religión. Especialmente rechazó las religiones monoteístas, como el cristianismo, el judaísmo o el islam, diciendo que negó toda revelación . Esto también se puede ver en un texto de 1895 en una serie de artículos “Zur Entwicklungsgeschichte des Individuums” (En la historia del desarrollo de la persona) en la que Landauer se pronunció a favor de Buda . A diferencia de las religiones antes mencionadas, Buda apoyó sus afirmaciones con argumentos. Bajo el manto místico-simbólico de las enseñanzas de la Reencarnación , cree haber descubierto el profundo “Núcleo de la Verdad” y que ahora podría expresar esta verdad sin el manto. Hasta 1903, Landauer rechazó claramente conceptos religiosos como Dios, la inmortalidad, el más allá, la revelación, etc. En cambio, creía en la racionalidad y la iluminación.

En su ensayo “Skepsis und Mystik” (Skepticism and Mysticism), publicado en 1903, hay un cambio en el pensamiento de Landauer hacia el misticismo. Su traducción, las ” Doctrinas de Meister Eckhart “ (Die mystischen Schriften de Meister Eckhart) de Medio Alto Alemán a Alto Alemán también se publica en 1903. Aunque Landauer sigue siendo escéptico sobre el concepto de Dios de Meister Eckhart, porque en lugar de hablar de Dios él En realidad habla de espíritu mundano o mundial. La unidad divina de Meister Eckhart se ve desde la perspectiva de la esencia y la bienaventuranza de la naturaleza; Lo “esencial” de las cosas es trascendente. Por lo tanto, se puede argumentar que Landauer tenía ” panteísmo ” en mente. A menudo también llamaba erróneamente a Meister Eckhart un panteísta. Para Eckhart, el término pan-en-theism (“Todas las cosas están en Dios”) probablemente sería más apropiado.La concepción de Landauer sobre la religión durante la concepción de su misticismo puede caracterizarse de la siguiente manera: Aún considera negativas las manifestaciones concretas del “cristianismo eclesiástico”, entre ellas “sacerdotes y profesores de filosofía”, pero también sacerdotes y fundadores de filosofías “que encuentran rápidamente Paz en algo positivo “. Él simpatiza con aquellos “que apasionadamente desean la paz pero no pueden ser aplacados por nada, como herejes, sectarios y místicos”. Entre otros, en “Skepsis und Mystik”, se menciona a Dionysius Areopagita , a Johannes Scotus Eriugena , a Meister Eckhart, a Giovanni Pico della Mirandola , a Jakob Böhme , a Angelus Silesius ya Alfred Mombert . Su rasgo común era que no aceptaban términos y conceptos como intelectualmente correctos y que por lo tanto se oponían a los grupos religiosos. Para estos pensadores el mundo de los sentidos era sólo algo metafórico. Por segregación tratarían de unirse a sí mismos con el mundo. La reverencia de Landauer por el misticismo le permitió incluir a Cristo en su pensamiento. Él interpreta a Cristo como un “Símbolo del Hombre que se convierte en Dios”. Para Landauer convertirse en Dios significa la fusión del yo con el mundo y eso es exactamente lo que Cristo nos mostró.

A la edad de 22 años Landauer rompió con la comunidad religiosa judía. Como se ha descrito antes, se refería más bien a la tradición mística cristiana que al judaísmo. Alrededor de 1907 volvió conscientemente al judaísmo ya sus tradiciones religiosas. Un impulso importante para esta reversión vino de Martin Buber con quien él era buenos amigos. Buber también se ocupó a principios del siglo con el misticismo cristiano. Desde entonces, Landauer también incluyó el ” misticismo jasídico ” en su pensamiento .

Es interesante cómo Landauer acuña los términos de “tiempo” y “eternidad” en su ensayo “Skepsis und Mystik” (Squetismo y Misticismo). Eckhart o neoplatónicos de la tradición cristiana y pre-cristiana (Plotinus, Augustinus , Dionysius Areopagita, Scotus Eriugena , Bonaventura etc.), respectivamente, no definieron la eternidad como un período de tiempo que fue ampliado para siempre. La eternidad está más bien presente en cada momento del tiempo, ya que contiene el tiempo como un todo y lo trasciende al mismo tiempo. Una persona “aislada” que puede liberarse del tiempo, experimenta la eternidad por “espectáculo místico” (percepción espiritual) ( Plotino ). Para Landauer la eternidad al mismo tiempo es una eterna continuación temporal, pero también la fuente de la corriente temporal de desarrollo (Entwicklungsstrom). La idea del pasado y del futuro es una “distorsión del espacio”, porque sólo mediante la aplicación de las ideas de espacio se podría sugerir que estamos en un punto desde el que se puede ver en el pasado y en el futuro. Las opiniones de que la eternidad es una eterna continuación temporal o es la fuente del tiempo, parecen contradecirse mutuamente. Para Landauer la eternidad permanece atada al curso del tiempo. Él declara que la renovación eterna es una constante a través de la cual las “diferencias de calidad temporal” posiblemente aparecen en la “presencia eterna”.

La percepción de Landauer sobre el tiempo y la eternidad se distingue por considerar el pasado, el presente y el futuro no como una categoría de tiempo sino como resultado de la “distorsión del espacio”. Así, la eternidad para él es un curso temporal que, al mismo tiempo, es la fuente del tiempo. Los neoplatónicos (Meister Eckhart) también hablan de un curso temporal del tiempo que es abrazado por la eternidad, que al mismo tiempo es la fuente del tiempo. Así, la eternidad puede ser experimentada por el “espectáculo místico” (percepción espiritual) (Plotinus) en el tiempo. Para Meister Eckhart, así como para Landauer, la clave de esta experiencia reside en el llamado “aislamiento”.

Antropología mística.

En la antropología mística el hombre tiene dentro de él una chispa divina o la “base incréada del alma”, que va a constituir la naturaleza humana real y al mismo tiempo es una con Dios. En la Biblia dice: “El hombre es una imagen de Dios”. Para definir la naturaleza real del hombre, Landauer se refiere explícitamente a Meister Eckhart. Por lo tanto, según Landauer, nuestro “individuo”, firmemente “de pie sobre sí mismo” y “profundamente retrocediendo en sí mismo” es a la vez “nuestro más general”, que nos conecta con todo el mundo “todo-uno” y nos conduce A la unidad con ella. Landauer dice en “Skepsis und Mystik” (véase: Skepsis und Mystik, 1978, p.17): “Cuanto más profundo vuelvo a casa en mí, más soy bendecido con el mundo”. Para Landauer hundirse en uno mismo significa ser bendecido con el mundo. En el neoplatonismo o según Meister Eckhart la “búsqueda en el propio corazón” al final conduce al reconocimiento oa la “visión de Dios”. Otra diferencia en la antropología mística entre Landauer y Eckhart es el “concepto de herencia” que Landauer propaga. El individuo es el resultado de una larga cadena de antepasados ​​que todavía están presentes al ejecutar el poder sobre una persona. El carro erguido del hombre, por ejemplo, es un signo visible de este poder de los primeros seres humanos sobre nosotros. La herencia nos lleva de regreso, más allá de los antepasados ​​humanos y animales, hasta el mundo inorgánico. Este pensamiento se confirma en “Skepsis und Mystik” por la idea mística de que el hombre tiene el mundo entero en sí mismo. Así, nuestra ascendencia completa está dentro de nosotros. Landauer también conecta los conceptos de “humanidad” y “naturaleza humana”, que, además de eso, define como divinos.

Por supuesto, el mundo se enfatiza en comparación con el individuo humano. A su vez, el individuo humano está subordinado a la raza humana. La individualización es un resultado de la “voluntad del mundo” y no de la voluntad del individuo o de la “raza humana”. En 1895, Landauer seguía adhiriéndose a la tesis de que los individuos son el resultado de la voluntad de la raza humana. Alrededor de este tiempo también declaró que cuanto más alguien saliera de la masa como un ser independiente, más grande sería su influencia sobre la humanidad. Por otro lado, en Skepsis und Mystik (Escéptico y Misticismo) escribió que el mundo tenía que separar a los individuos para que pudiera surgir y aparecer dentro de ellos, porque: “El mundo quiere llegar a ser”. Hasta 1900 Landauer comenzó que el individuo tuvo que satisfacerse para llegar a la idea primordial de progresar la humanidad. Después de 1900 el ser humano podría en cualquier momento “coincidir con el mundo”, es decir, el hombre puede cumplir en cualquier momento. La utopía es así movida desde el futuro hacia la presencia eterna, que puede ser experimentada místicamente. Así, el curso futuro del socialismo ( anarquismo ) no depende de un cierto estadio de desarrollo de la humanidad.

Para Landauer la reclusión es necesaria para romper con la raza humana. En Skepsis und Mystik (Escéptico y Misticismo) escribe:

“Cuanto más firme se sienta un individuo, cuanto más profundamente retrocede en sí mismo, más se aísla de las influencias de su entorno, más se encuentra coincidiendo con el mundo del pasado y con lo que originalmente es”.

Por “originalmente” Landauer significa la comunidad humana, que es más fuerte, más noble y mucho más antigua que la frágil influencia del estado o la sociedad.

La reclusión no sólo tiene consecuencias para los propios individuos. Por la reclusión los individuos también son devueltos a la unidad con el mundo.

Filosofía política: anarquismo ético.

De las fuentes y obras filosóficas descritas anteriormente Landauer desarrolló un anarquismo que no era individualista ; Rechazó el anarquismo individualista . Landauer apoyó el anarquismo ya en la década de 1890. En esos años, se mostró especialmente entusiasmado con el enfoque individualista de Max Stirner y Friedrich Nietzsche , pero también “advirtió contra una apoteosis del individuo desenfrenado, que podría conducir al descuido de la solidaridad”. [4] Su ” anarquismo social ” era una unión de individuos sobre una base voluntaria en pequeñas comunidades socialistas que se unieron libremente. El objetivo de Landauer era siempre la emancipación del estado, la iglesia u otras formas de subordinación en la sociedad. La expresión “anarquismo” proviene del griego “arche” que significa “poder”, “reinado” o “regla”. Así, «an-archy» es igual a «no poder», «no-reinado» o «no-regla». El rechazo del Estado es común a todas las posiciones anarquistas. Algunos también rechazan instituciones y conceptos morales, como la iglesia, el matrimonio o la familia; El rechazo es, por supuesto, voluntario. Landauer se pronunció contra los marxistas y los socialdemócratas , reprochándoles por querer erigir otro poder de ejecución estatal. Para él, el anarquismo era un movimiento espiritual, casi religioso. En contraste con otros anarquistas, no rechazó el matrimonio; Por el contrario, era un pilar de la comunidad en el sistema de Landauer. El verdadero anarquismo resulta de la “segregación interior” de los individuos.

Aquí una vez más está una lista de los aspectos más importantes del anarquismo de Landauer:

  1. El anarquismo implica ausencia de poder (reinado, jerarquía, instituciones forzadas)
  2. El anarquismo no es equiparable al terrorismo; Debe lograrse mediante la no violencia .
  3. El anarquismo no puede basarse en el individualismo egoísta .

Es precisamente de esto que uno debe ser liberado. Precondición para la autonomía y la independencia, respectivamente, es la “reclusión” que conduce a una “unidad con el mundo”. Según Landauer, es necesario cambiar la naturaleza del hombre o por lo menos cambiar sus maneras, para que finalmente las convicciones internas puedan aparecer y ser vividas. Esto incluye un “anarquismo de hecho” que nunca es estrictamente teórico.

Filosofía monetaria y económica.

1) El primer problema que señala es la propiedad de la tierra. Es la causa de “la mendicidad y la posición dependiente de aquellos sin posesiones”. El terrateniente puede negarlo a los sin tierra. Pero este último necesita la tierra para el consumo directo e indirecto, creando así una dependencia. La propiedad de la tierra y su correlato, la falta de tierra, según Landauer, son las raíces de la esclavitud, la esclavitud, el tributo, el arrendamiento, el interés y el proletariado.En “Aufruf zum Sozialismus” (Llamado al Socialismo) Landauer describe tres aspectos de la esclavitud económica del capitalismo moderno, como él lo llama:

La solución a este problema radica simplemente en la disolución de la propiedad de la tierra. En “Aufruf zum Sozialismus” (Llamado al Socialismo) Landauer elucidó

La abolición de la propiedad también será principalmente un cambio de espíritu; A partir de su renacimiento conllevará una poderosa redistribución de la propiedad con la voluntad, para redistribuir la tierra a diferentes intervalos en el futuro una y otra vez.

La justicia dependerá de la actitud espiritual interior del pueblo. No habrá necesidad de procedimientos legales relacionados con la distribución justa de la tierra porque el espíritu de la gente “voluntariamente” reconocerá lo que es una distribución justa.

2) El segundo mal acentuado por Landauer es la superioridad del dinero como medio de intercambio de bienes. Después de algún tiempo los bienes pierden su valor a través del uso. El dinero hace la desastrosa excepción de que es parte del intercambio pero no de la devaluación. Si hay que ser una economía de intercambio justo, el dinero que se utiliza no puede tener la calidad de nuestro dinero con un “valor absoluto”. Landauer también considera el interés como perjudicial porque crea un crecimiento económico constante. Pero el principal mal del dinero actual es su no consumismo. La idea de Landauer es que en una economía de intercambio libre el dinero debe ser igual en comparación con los bienes que tienen el doble carácter de intercambio y consumo. Se refiere básicamente a las ideas del economista Silvio Gesell . En “Aufruf zum Sozialismus” escribe:

Por lo tanto, las propuestas de Silvio Gesell para encontrar una especie de dinero que, a diferencia de hoy, no gana en valor, sino por el contrario, pierde progresivamente valor con el tiempo. Así el vendedor de un producto que ahora posee el dinero será presionado para intercambiarlo por otro producto tan pronto como sea posible etc., etc.

Según Landauer, Gesell es uno de los pocos que aprendieron de Pierre Joseph Proudhon. Al producir o adquirir un medio de intercambio no habrá otro interés que el consumo. Esta era la idea de Proudhon de que la circulación rápida del dinero trae felicidad y vivacidad a la vida privada de uno, mientras que la caída en el mercado y la obstinación de la persistencia del dinero también trae vida a una rutina. [ Cita requerida]

Gesell propuso la reforma del sistema monetario: En lugar del dinero utilizado hasta ahora, se ha de introducir el llamado “dinero libre”. El dinero se da en forma de notas junto con pequeños boletos para ser arrancado como un cambio más pequeño. Los boletos también sirven como devaluación, porque cada semana debe ser disminuido por 1/1000 de su valor. Cada semana el propietario de una nota debe adjuntar un sello para indicar la devaluación de 1/1000. Esto induce al propietario del “dinero” a gastarlo lo antes posible. Las monedas se suprimirían y el Banco Central sería reemplazado por una oficina monetaria responsable de las transacciones, las contribuciones y la regulación de la circulación. Esta oficina también retiraría todas las notas al final del año y las reemplazaría por otras nuevas. Landauer apoyó plenamente esta idea de Gesell.

3) El tercer mal que conduce a la esclavitud según Landauer es valor agregado. Valor significa inicialmente tener una reclamación contra alguien, es decir, un valor económico, no ético. La palabra “valor” incluye la expectativa de que el precio debe ser igual al valor material. El precio respectivo es generalmente mucho más alto que la suma de los salarios pagados para hacer el producto. Esto es porque la gente quiere hacer uso de todas las ventajas, no sólo de la propiedad sino también de la rareza de una mercancía en la demanda o la ignorancia del consumidor. Como resultado, el trabajo no puede comprar todo lo que se pagó para producir, de modo que queda una parte considerable para el poder de compra de los beneficios.

En “Aufruf zum Sozialismus” Landauer critica al marxismo de la siguiente manera:

Se trata de señalar que el énfasis unilateral en la cuestión de los salarios de los trabajadores y los sindicatos está relacionado con la percepción errónea del valor añadido por parte de los marxistas. En épocas anteriores vimos cómo los salarios y los precios eran mutuamente dependientes; Señalamos ahora que la opinión es totalmente falsa, según la cual el denominado valor añadido es una cantidad absoluta producida por el funerario, de donde fluye hacia las otras categorías capitalistas.

La verdad para Landauer es que cada beneficio se extrae del trabajo. No hay productividad de la propiedad ni productividad del capital como tal, sino sólo una productividad del trabajo. Esta es una conclusión que compartió con Marx.

Obras.

  • Skepsis und Mystik (1903)
  • La revolución muerta ( revolución de la revolución ) (1907)
  • Aufruf zum Sozialismus (1911) ( traducción de David J. Parent para el socialismo , Telos Press, 1978. ISBN 0-914386-11-5 )
  • Editor de la revista Der Sozialist de 1893 a 1899
  • “Anarquismo en Alemania” (1895), “Los hombres de estado débiles, la gente más débil” (1910) y “Stand Up Socialist” (1915) son extractos en Anarquismo: Una historia documental de ideas libertarias – Volumen uno: De la anarquía al anarquismo -1939) , ed. Robert Graham . Black Rose Books , 2005. ISBN 1-55164-250-6
  • Gustav Landauer. Gesammelte Schriften Ensayos Und Reden Zu Literatur, Philosophie, Judentum . (Título traducido: Ensayos Recolectados y Discursos de Literatura, Filosofía y Judaica ). (Wiley-VCH, 1996) ISBN 3-05-002993-5
  • Gustav Landauer. El anarquismo en Alemania y otros ensayos . Eds Stephen Bender y Gabriel Kuhn . Colectivo de la Costa de Barbary.
  • Gustav Landauer. Revolución y otros escritos: Un lector político , ed. & Trans. Gabriel Kuhn;PM Press , 2010. ISBN 978-1-60486-054-2

Referencias.

  1. ^ Samuel Hugo Bergman y Noam Zadoff. “Landauer, Gustav” . Biblioteca Virtual Judía / Enciclopedia Judaica . Obtenido el 21 de noviembre de 2014 .
  2. ^ Caras de América: Cómo 12 personas extraordinarias descubrieron sus pasts , por Henry Louis Gates, Jr., 2010, p. 10
  3. ^ Bruce Weber (20 de noviembre de 2014). “Mike Nichols, 83, aclamado director en Broadway y en Hollywood, muere” . New York Times.
  4. ^ Miething, Dominique (2016-04-02). “Superar a los predicadores de la muerte: la lectura de Gustavo Landauer de Friedrich Nietzsche” . Revisión de la Historia Intelectual . 26 (2): 285 – 304. Doi : 10.1080 / 17496977.2016.1140404 . ISSN 1749-6977 .

Lectura adicional.

  • Thomas Esper. El anarquismo de Gustav Landauer . (Chicago: University of Chicago Press, 1961)
  • Ruth Link-Salinger Hyman. Gustav Landauer: Filósofo de Utopía . (Hackett Publishing Company, 1977). ISBN 0-915144-27-1
  • Eugene Lunn. Profeta de la comunidad: El socialismo romántico de Gustav Landauer . (Charles H. Kerr Publishing Company, 1973). ISBN 0-520-02207-6
  • Charles B. Maurer. Llamado a la revolución: El anarquismo místico de Gustav Landauer . (Wayne State University Press, 1971). ISBN 0-8143-1441-4
  • Michael Löwy, Redemption & Utopia: Pensamiento libertario judío en Europa Central, un estudio en afinidad electiva . Traducido por Hope Heaney. Stanford, CA: Prensa de la Universidad de Stanford, 1992.
  • Martin Buber. Caminos en Utopía . Londres: Routledge y Kegan Paul, 1949.

Enlaces externos.

 

Gustav Landauer (1870-1919)

Merece la pena que nos detengamos en la figura de Gustav Landauer, un hombre de gran actividad intelectual y militante, que fue capaz de elaborar un pensamiento social propio de forma sólidaria y coherente, y que trabajó hasta el fin de sus días por sus convicciones de emancipación de la humanidad, algo por lo que será vilmente asesinado.

Gustav Landauer era un hombre de múltiples facetas y de conocimientos impresionantes. Sus influencias eran variadas, como corresponde a un librepensador: Spinoza, Schopenhauer, Ibsen, Nietzsche, Proudhon, Bakunin, Kropotkin, Tostoi…; también incidieron en su pensamiento el Garden City Movement de Geddes y el Arts and Crafts Movement de Ruskin. Así, llegó a elaborar una filosofía social propia, así como una teoría revolucionaria. Landauer perteneció a una familia judía de clase media en una región con un largo historial de inconformismo social, en la que también nacieron y se formaron otras dos importantes figuras anarquistas: Johann Most y Rudolf Rocker. Si uno de los primeros empeños de Landauer fue la lucha contra el incipiente Estado alemán, militar y centralizado, no fue menor su oposición al socialismo igualmente centralizado y estatista que promovía el partido socialdemócrata alemán.

En 1892, fue uno de los organizadores en Berlín del grupo Die Jungen, al que también perteneció Rocker una vez fuera expulsado del partido socialdemócrata; asumió la labor de editor de la revista del grupo, El socialista, desarrollando en ella una feroz crítica al socialismo autoritario; el objetivo era, en la línea anarquista de Bakunin y Kropotkin, sustituir el Estado por una federación de comunas autónomas organizadas desde la base. Su visión histórica era igualmente ecléctica, de tal manera que no poseía la habitual rigidez marxista sobre la lucha de clases como motor histórico; tenía en cuenta también la voluntad de poder en el desarrollo de la civilización y admiraba aquellos ejemplos del pasado de comunidades descentralizadas. Landauer sería expulsado en 1893, junto a Rosa Luxemburgo, de la Segunda Internacional de Zurich; también lo fue en 1896 del Congreso de Londres, junto a Malatesta y Domela Niewenhieus, y esa sería la última vez que los anarquistas intentaran entrar en las sesiones de la Internacional Socialista.

Será en el mismo año 1893 cuando Landauer publique su novela El predicador de la muerte, aunque no podrá continuar su actividad literaria al ser condenado a prisión por sus textos subversivos en El socialista, publicación que también será temporalmente suspendida. Sus ingresos en la cárcel serán continuos, lo que no impedirá que continúe publicando en El socialista hasta el fin de la década; la revista adquirirá notable prestigio intelectual, aunque el discurso filosófico de Landauer no terminará de llegar a la clase trabajadora y a los más humildes. Con algunos intentos de cambiar de línea, la publicación cerrará definitivamente en 1899. Si hasta ese momento, su claro referente había sido el anarquismo revolucionario de Bakunin y Kropotkin, a partir de entonces recibirá la influencia de Proudhon, para él “el más grande socialista de todos”, y de Tolstoi; del mutualismo proudhoniano, adoptó la noción de una banco popular para otorgar créditos baratos a los pequeños productores. Su evolución le condujo también a una concepción pacífica y gradual de la revolución; el federalismo de Proudhon, junto a la ética de apoyo mutuo de Kropotkin, le sirvió para promover comunidades cooperativas pacifistas, que resistieran al Estado de forma pasiva en lugar de llevar a cabo la rebelión armada o la propaganda por el hecho. Su visión de la huelga también adquiría tintes especiales, ya que consideraba que no suponía la interrupción del trabajo, sino su continuación para beneficio de los trabajadores autoorganizados. El Estado era para Landauer la negación del amor y de la humanidad, por lo que apeló a intelectuales, trabajadores y campesinos para superar su alienación y escapar de ese sistema de coerción fundando comunas urbanas y rurales.

Por lo tanto, el pensamiento de Landauer evolucionó hacia la negación del socialismo como la irrupción violenta de algo nuevo, ya que consideraba que se traba de algo ya presente que había que desarrollar, una especie de “sociedad alternativa” o “contracultura” que podía servir de ejemplo a otros para extender la transformación social. También se ha dicho que Landauer recibió la influencia, con esta concepción, de Étienne de la Boétie y su Discurso sobre la servidumbre voluntaria, según el cual las masas debían dejar de sustentar las instituciones autoritarias para fundar la sociedad libertaria. Así, Landauer creó en 1908 la Liga Socialista, un intento de iniciar esa alternativa social con grupos naturales y voluntarios; es lo que posteriormente se conocerá en el movimiento anarquista español como “grupos de afinidad”; tres años más tarde, la Liga tenía más de 20 grupos en diversas ciudades alemanas, suizas y francesas. No obstante, Landauer jamás abandonó del todo la teoría revolucionaria de masas, pero consideró con lucidez que el cambio debía ser también de índole espiritual; después de todo, el anarquismo jamás consideró la conquista del poder un objetivo, algo que puede considerarse la máxima expresión de la violencia. Respecto a su concepción de la lucha contra el Estado, merece la pena que recordemos su conocido pasaje: “El Estado es una condición, una cierta relación entre seres humanos, una forma de conducta humana; lo destruimos formando otras relaciones, comportándonos de forma diferente”.

Aunque Landauer adquirió un gran prestigio en círculos intelectuales y artísticos, su oposición a la Primera Guerra Mundial, acusando a Alemania de ser la agresora, le granjeó no pocas enemistades entre sus compatriotas. Para este autor, tal como escribió ya en 1912, “La guerra es un acto de poder, de asesinatos, de latrocinios”, “…la expresión más agria y clara del Estado”. En 1916, escribirá al presidente Woodrow Wilson para mostrarle la necesidad de preservar la paz y fundar una asociación de naciones para controlar las armas y defender los derechos humanos en todo el mundo. En noviembre de 1918, estalló la llamada revolución bávara en la que Landauer tuvo un papel primordial organizando los consejos de obreros, campesinos y soldados para empezar a construir la sociedad federal en la que tanto confiaba; siempre se mantuvo fiel a sus principios, defendiendo ese sistema de consejos y cooperativas basados en la autonomía y la autogestión, denunciando el socialismo de Estado y la dictadura que estaba desarrollándose en Rusia. Desgraciadamente, aquella esperanza incipiente se vio pronto truncada por el crimen de Estado. A principios de mayo de aquel año de 1919, el ministro de defensa de Berlín mandó unidades para acaba con la revolución bávara; al día siguiente, Landauer fue arrestado y cobardemente asesinado en prisión. Su amigo Kurt Esiner, en el mes de abril de aquel mismo año, Rosa Luxemburgo y Karl Libknecth, en enero, habían sido también vilmente eliminados; junto a estas conocidas figuras, muchos otros centenares de personas fueron encarceladas, torturadas y asesinadas por su intento de crear una sociedad mejor en un momento crucial para el desarrollo de la humanidad en uno de los siglos más sangrientes e ignominiosos.

Capi Vidal

http://reflexionesdesdeanarres.blogspot.com.es/2013/10/gustav-landauer.html

 GUSTAV LANDAUER (1870-1919) EN SUS PALABRAS

El Estado es una condición, una cierta relación entre seres humanos, una forma de comportamiento humano; que destruimos estableciendo otras relaciones, comportándonos de manera diferente, con uno y con el otro” (Gustav Landauer).

“Uno puede tirar una silla y destruir un vidrio; pero son habladores ociosos e idólatras crédulos de palabras quienes consideran al estado como una cosa o como un fetiche que se puede aplastar para destruirlo. El

Estado es una condición, una cierta relación entre seres humanos, una forma de comportamiento humano; que destruimos estableciendo otras relaciones, comportándonos de manera diferente, unos de otros”.

“Un día se darán cuenta que el socialismo no es la invención de algo nuevo, sino el descubrimiento de algo en los hechos presente, de algo que ha crecido”.

“Somos el estado, y continuaremos siendo el estado hasta que hayamos creado las instituciones que formen una comunidad y sociedad real de hombres”.

“…La realización del socialismo es siempre posible si un número suficiente de gente lo quiere. La realización depende, no del estado tecnológico de las cosas, a pesar que el Socialismo cuando se lleve a cabo por supuesto que parecerá diferente y se desarrollará diferente de acuerdo al estado de la técnica; depende de la gente y de su espíritu… El Socialismo es posible e imposible todo el tiempo; es posible cuando la gente adecuada está allá para quererlo y realizarlo; es imposible cuando la gente sea no lo desea o solo supuestamente lo desea, pero no son capaces de hacerlo”.

“Mi casa, mi esposa y mis hijos – mi mundo! En este sentimiento, en esta solidaridad exclusiva, esta unión voluntaria, esta pequeña y natural comunidad, todos los organismos más grandes emergen.”

“La sociedad capitalista, representada por el estado actual, se adapta maravillosamente a las condiciones cambiantes, integrando al proletariado a través del desarrollo de la legislación social causando su degeneración, más que orientarla a una sociedad socialista. Por el contrario absorbe a los socialistas, haciendo su ideología superflua”.

“La forma básica de cultura socialista es la liga de comunidades con economías y sistema de intercambio independientes. La sociedad es una sociedad de sociedades.”

“El enorme peligro está en que el caos y la imitación se apoderen también de los revolucionarios y los conviertan en filisteos del radicalismo, de la palabra sonora y de la conducta violenta; en que no sepan o no quieran saber que la transformación de la sociedad sólo puede operarse en el amor, en el trabajo, en la calma.

“…no hay que edificar el nuevo mundo con las causas de los hombres, sino con ellos mismos.”

“Y ese Estado, que por lo demás no es nada, y que, para ocultar ese nada, se viste engañosamente con el manto de la nacionalidad, y esa nacionalidad, que es una cosa delicada, espiritual entre los hombres, mixtificadoramente ligada a una comunidad de tierra, que no tiene nada de común y que no existe; ese Estado, pues, quiere ser un espíritu y un ideal, un más allá, un algo incomprensible, por el cual millones han de matarse entusiastamente y embriagados de muerte

Y como nosotros no tenemos que contribuir aquí a la adulación villana y artera del proletariado; como el socialismo quiere suprimir al proletariado y, por. tanto, no necesita encontrar que es una institución singularmente benéfica para el espíritu y el corazón de todos los afectados (para las naturalezas grandes y dotadas aportará ciertamente, como toda penuria y todo obstáculo, un cargamento pleno de beneficios; y es de esperar siempre que la privación y el vacío interior, que son una especie de disposición y de colmabilidad, de receptividad de carga, llegado el gran momento conducirá n a masas enteras al salto cerrado, a la genialidad de la acción), por eso debe decirse aquí una vez más: puede venir sobre el proletariado como sobre cualquier pueblo el milagro, es decir el espíritu, pero con el marxismo no ha llegado el milagro pascual ni el fenómeno de las lenguas, sino la confusión babilónica y la flatulencia, y el profesor proletario, el abogado proletario y el jefe de partido; esa es la verdadera caricatura de la caricatura que se llama marxismo, la especie de socialismo que se tiene por científico.

Pues la tarea es ésta: no desesperar del pueblo, pero no esperar al pueblo. El que satisface al pueblo que lleva dentro, el que por ese germen no nacido y esa forma apremiante de la fantasía se une con sus iguales para convertir en realidad lo que se puede llevar a la realización del cuadro socialista, ése se aparta del pueblo para ir al pueblo.

Publicado originalmente en el Boletín de la Sociedad de Amigos contra el Estado (2012). Volumen 2, No 3. Pp 6-7.

Anuncios