Juan Manuel Molina Mateo (Vida y obra)

Juan Manuel Molina Mateo

Juan Manuel Molina Mateo

Juan Manuel Molina Mateo (1911-1984) Nacio el 4 de agosto de 1901 en Jumilla Murcia, (España) y murió el 20 de septiembre de 1984 en Barcelona, Cataluña, (España),  militante anarquista Juan Manuel Molina Mateo, más conocido como Juanelo.

De pequeño trabajaba las tierras paternas y con menos de 15 años ya había leído a los escritores anarquistas.

Militó en el Centro Obrero, de su pueblo, fundado en 1910 y del que llegó a ser vicepresidente con 18 años.

Fue detenido por primera vez en 1919 y lo será en 17 ocasiones mas, rechazó hacer el servicio militar y con documentación falsa se trasladó a Barcelona, donde militó en sindicatos y en grupos anarquistas. En esta ciudad será miembro del Comité Nacional de la CNT y secretario de la Comisión Nacional Provisional de Relaciones de los Grupos Anarquistas a raíz del pleno anarquista catalán de 1922.

Con su novia Lola Iturbe .

Con su novia Lola Iturbe .

Colaboró en la prensa libertaria y conoció a la militante anarcosindicalista Lola Iturbe, que se convertirá en su compañera para toda la vida.

Trabajó en una cooperativa de material de construcción de Granollers y de Barcelona.

Después de la fabricación con poco éxito de bombas de mano, tuvo que huir en 1926 a Francia, donde será secretario general de los Grupos Anarquistas de Lengua Española mientras trabajaba en la construcción en París.

Fue detenido y estuvo encerrado en varias cárceles antes de ser expulsado de Francia. Instalado en Bruselas con Ascaso y Durruti hasta comienzos de 1930, será miembro del Comité de Defensa Anarquista Internacional y colaborará en “La Voz Libertaria”.

De vuelta a Barcelona, ocupará la secretaría de la Federación Anarquista Ibérica (FAI) entre 1930 y 1935 en sustitución de José Elizalde, con un inciso de un año de prisión en 1932.

Durante la República dirigirá y administrará “Tierra y Libertad” y Tiempos Nuevos”Detenido el 19 de julio de 1936, es liberado el mismo día.

Representará a los libertarios en el Comité de Abastos y hasta mayo de 1937 será subsecretario de Defensa de Cataluña.

Rechazó el cargo de comisario del Tribunal Militar del Ejército y actuó como comisario de los cuerpos X y XI del Ejército.

Exiliado en 1939, fue delegado este año del Comité General del Movimiento Libertario Español (MLE) para los campos de concentración.

Participó en los grupos de acción de Ponzán y de Remiro y en abril de 1939 en Nimes con Ponzán preparó un plan de actuación en España, pero fue rechazado al año siguiente por el Comité General del MLE y que supuso su ruptura con Germinal Esgleas y ejerció de delegado del Exterior del Comité Nacional clandestino de Pallarols, facilitando que muchos perseguidos pudieran llegar a Francia.

Detenido en varias ocasiones entre 1940 y 1943, fue uno de los primeros que participó en la reconstrucción de la CNT en Francia, estando presente en los primeros plenos clandestinos, y será el primer secretario general de la CNT exiliada.

Se decantará por las tesis colaboracionistas dominantes en España, lo que lo situó en el centro de las disputas de la época, convirtiéndose en la bestia negra de los ortodoxos. No quiso presentarse a la reelección durante el Congreso parisino de 1945 y cuando se consumó la escisión se alineó con el Subcomité del que fue delegado en España.

En febrero de 1946 entró clandestinamente en la península y asumio la Secretaría de Defensa del Comité Nacional clandestino y, en marzo, de la Alianza Nacional de Fuerzas Democráticas (ANFD).

Detenido en abril de este año, fue condenado a 15 años de los que cumplió varios en Alcalá, San Miguel, Ocaña, Buitrago y Fuencarral (1946-1952). Liberado, marchó a Francia, y se instaló en Toulouse.

Durante mucho tiempo permaneció al margen de la militancia activa, pero sin abandonar las ideas, hasta 1976, cuando retornó movido por la reconstrucción confederal en España.

Para muchos ha sido el máximo representante de las tesis colaboracionistas, famosa es su Ponencia Juanelo entre 1939 y 1945, y por tanto muy criticado por esgleistes y puristas.

Escribió infinidad de artículos para diversas publicaciones libertarias, como “Acción Social Obrera”, “Asturias”, “El Comunista Libertario”, “Cultura Obrera”, “Historia Libertaria”, “Redención”, “Solidaridad Obrera”, “Suplemento de Tierra y Libertad”, “Tiempos Nuevos”, “Tierra Libre”, “Tierra y Libertad” y “La Voz Libertaria”, entre otros.

Colaboró en la Historia en fascículos de Abad de Santillán. Es autor de libros como “La insurrecciones anarquistas del 8 de diciembre de 1934” (Barcelona, 1934), “Noche sobre España. Siete años en las prisionero de Franco” (México, 1958), “España Libre” (México, 1966; recopilación y traducción de textos de Camus), “El movimiento clandestino en España” (1939-1949) (México, 1976), “El comunismo totalitario” (México , 1982), entre otros.

Juan Manuel Molina murió el 20 de septiembre de 1984 en Barcelona, Cataluña, (España).

Anuncios