Gerrard Winstanley (considera unos de los primeros  precursores del Anarquismo) (Vida y obra)

Gerrard Winstanley

Miles-Halliwell-in-the-19-007

Gerrard Winstanley

Fecha de nacimiento:se desconoce los únicos datos es que nacio en el año 1609, se sabe que fue bautizado el 10 de octubre de 1609 Wigan, Lancashire  Reino Unido y la fecha de la muerte fue el 10 de septiembre de 1676 en  Londres, Reino Unido (1609-1676) fue un reformador protestante inglés y activista político durante la época del Protectorado de Oliver Cromwell. Winstanley fue uno de los fundadores del grupo inglés conocido como True Levellers (Igualitarios Auténticos) debido a sus creencias basadas en un comunitarismo cristiano. También fueron conocidos como Diggers (Cavadores) debido a sus acciones de ocupar tierras comunes y cavar en ellas para cultivar.

Los inicios de su vida son bastante desconocidos, pero se sabe que fue bautizado en Wigan en 1609, entonces parte de la provincia de West Derby, en Lancanshire. Fue el hijo de Edward Winstanley, un pequeño comerciante.2 . Hacia 1630 se mudó a Londres donde se convirtió en aprendiz y unos años después, en 1638, entró a trabajar en la Merchant Tailor’s Company. Se casó con Susan King, la hija del cirujano londinense William King al año siguiente. La guerra civil inglesa destruyó su negocio y en 1643 declaró la bancarrota. Su suegro ayudó al matrimonio a mudarse a Cobham, en Surrey, donde trabajó un tiempo como ganadero.3.

Durante la guerra civil surgieron varios grupos políticos rivales entre los que destacan los Igualitarios (Levellers), liderados por John Lilburne. Un grupo más radical en sus postulados que los Igualitarios se formó bajo el liderazgo de Winstanley y se denominaron Igualitarios Auténticos (True Levellers) en contraposición con los primeros. Así como Lilburne pretendía la igualdad ante la ley pero manteniendo el derecho a la propiedad privada, Winstanley abogaba por eliminar las diferencias causadas por la propiedad privada.

Gerard Winstanley, a 17th-century Digger

La Nueva Ley de la Justicia

Winstanley publicó una pequeña obra llamada “La Nueva Ley de la Justicia” (The New Law of Righteousness) donde defendía una suerte de “comunismo” cristiano. La base de esta creencia se sustenta en el libro de los Hechos de los Apóstoles, capítulo 2, versículos 44 y 45 donde dice: 44. Todos los creyentes vivían unidos y tenían todo en común. 45. Vendían sus posesiones y sus bienes y repartían el precio entre todos, según la necesidad de cada uno. En su argumentación, Winstanley establece: “En el principio de los tiempos, Dios creó la Tierra. Nada fue dicho acerca de que una parte de la humanidad debiera dominar al resto, pero el egoísmo llevó a un hombre a dominar a los demás“. Existe una excelente traducción de la obra principal de Winstanley a cargo del Profesor Enrique Bocardo Crespo, que además realiza un magnífico estudio preliminar que introduce al público de habla española en la filosofía de Winstanley. “La ley de la libertad en una plataforma”. Editorial Tecnos, Colección Clásicos del Pensamiento: Madrid, 2005.

Winstanley tomó como sus textos de referencia la historia sagrada de la Biblia donde se afirma que todos los hombres descendemos de una rama común y demostró ser muy escéptico con respecto al poder de los reyes. Según su visión, en el Nuevo Testamento se afirma que Dios no quiere que existan entre las personas dominaciones de amo-esclavo o de otra clase de naturaleza. Debido a esto, Winstanley reinterpretó el Cristianismo en su sentido primitivo comunitario, igualitario y solidario, que después tanta influencia tendría en las teorías socialistas sobre abolir la propiedad y la aristocracia.

Los Diggers

diggers1

En 1649, Winstanley y sus seguidores ocuparon tierras comunes o incultas en Surrey, Buckinghamshire, Kent y Northamptonshire y empezaron a cultivarlas y a distribuirlas. Los propietarios locales, asustados ante las actividades de los diggers, enviaron grupos de mercenarios para acabar con ellos y destruir sus colonias. Winstanley protestó ante el gobierno pero fue en vano y las colonias fueron abandonadas.

Tras el primer intento fracasado, en 1650 se trasladó a Pirton (Hertfordshire) donde encontró trabajo como mayordomo de Lady Eleanor Davies. Dicho trabajo duró poco porque en menos de un año, Lady Davies acusó a Winstanley de desocuparse de sus actividades y decidió retornar a Cobham.

Winstanley siguió abogando por la redistribución de la tierra. En 1652 publicó otro tratado, “La Ley de la Libertad” (The Law of Freedom), tal vez su obra más conocida, donde argumenta que el cristianismo de base solo existirá cuando la propiedad y los salarios hayan sido abolidos. Siguiendo su tradición de fijarse en los escritos bíblicos, Winstanley pensaba en una sociedad comunista estructurada según líneas patriarcales y familiares.

Últimos años

winstanley_g

En 1657, el matrimonio de Winstanley y Susan King recibió como regalo una propiedad en Ham Manor, cerca de Cobham, por parte de su suegro. Este hecho renovó su estatus social en la comunidad local y se convirtió en oficial municipal de Cobham en 1659, encargado de atender a los pobres en 1660 y guardián de la iglesia en 1667. Fue elegido como Chief Constable de Elmbridge en octubre de 1671.

Cuando murió su mujer, Susan, en 1664, Winstanley recibió de su suegro cincuenta libras por la tierra que poseía y volvió a Londres a dedicarse al comercio, sin perder sus contactos en Surrey. Hacia 1665 se casó con su segunda esposa, Elizabeth Stanley. Winstanley murió en 1676 en medio de disputas legales por temas de herencia. Su deceso fue registrado en los Libros cuáqueros.4

Ideología

Winstanley_thumb

Su comunismo nivelador abogaba por la colectivización de la tierra y de todos los recursos naturales como bienes fundamentales de todo el pueblo. A su juicio, el régimen ideal debía basarse en la pequeña economía de los pequeños campesinos y artesanos. La producción y las mejoras técnicas están llamadas a proporcionar abundancia de bienes materiales al pueblo y ayudarle a emanciparse de las fuerzas de la naturaleza. A ser más autónomo respecto a ella, sin despreciar su valor en la creación.

El ideal político de Winstanley se cifraba en la república verdaderamente democrática. Su utopismo se entrelazaba a la par que representaba con la lucha de clases de su tiempo. Se lo identifica por varias de sus propuestas como un precursor del anarquismo.

Literatura.

  • Claus Bernet. Winstanley, Gerrard (1609–1676) en: Biographisch-Bibliographisches Kirchenlexikon 36, Nordhausen 2015, p. 1305–1312, ISBN 978-3-88309-920-0.
  • Andrew Bradstock. Winstanley and the Diggers: 1699–1999. Cass, London, 2000, ISBN 0-7146-5105-2
  • Gernot Lennert. Die Diggers – eine frühkommunistische Bewegung in der englischen Revolution. Trotzdem Verlag, Grafenau 1986.
  • David Mulder. The alchemy of revolution: Winstanley’s occultism and the 17th century English communism. Lang, New York, 1990, ISBN 0-8204-1173-6
  • Matheron, François. Winstanley und die Digger. Konstituierende Multituden im 17. Jahrhundert. in: Atzert/Müller (ed.) Immaterielle Arbeit und imperiale Souveränität, Westf. Dampfboot, Münster, 2004, ISBN 3-89691-545-2

Referencias.

  1. «Wigan». GENUKI: UK & Ireland Genealogy. Consultado el 26 de mayo de 2016.
  2. Bradstock, Andrew (2000) Winstanley and the Diggers 1649–1999 Frank Cass, London p. 20
  3. Alsop, J. D. (1989). «Ethics in the Marketplace: Gerrard Winstanley’s London Bankruptcy, 1643». Journal of British Studies 28 (2): 97-119. JSTOR 175591.
  4. Vann, R. T. (1959). «From Radicalism to Quakerism: Gerrard Winstanley and Friends». Journal of the Friends Historical Society XLIX: 41-46.

Enlaces externos.

 

 

Gerrard Winstanley, socialismo en el s. XVII

Inglaterra en el siglo XVII, Gerrard Winstanley, socialismo en el s. XVII

Inglaterra en el siglo XVII, Gerrard Winstanley, socialismo en el s. XVII

A principios de siglo, al llegar al trono la dinastía de los Estuardo, se encontrarian en un país lleno de particularidades. Mientras en toda la Europa continental triunfaban los absolutismos, en Inglaterra, a causa de una disgregación territorial y la dependencia monárquica del parlamento, nunca lograrian consolidar el Estado a la manera francesa o española. A diferencia de la mayoría de los países del continente, Inglaterra no contaba con un ejercito permanente, ni con una burocracia estatal de importancia, por lo que la recolección de impuestos solo podía realizarse con la cooperación de elites locales.

Jacobo VI de Escocia y I de Inglaterra, fue el primer Estuardo. No voy a extenderme mucho, simplemente voy a acotar que su relación con el Parlamento fue bastante conflictiva.

Nota: de esta epoca, seguro habran escuchado de la Conspiración de la pólvora
https://es.wikipedia.org/wiki/Conspiraci%C3%B3n_de_la_p%C3%B3lvora

Igual de conflictiva fue la relación que tuvo su hijo y sucesor Carlos I, que asumió en 1625, a la muerte de su padre, tanto así que por discusiones referidas a imposiciones arbitrarias y la política exterior de la corona, disolvió el parlamento en 1629, por los siguientes 11 años.
Vease: https://es.wikipedia.org/wiki/Reinado_Personal

En 1638, Carlos I intentaba reformar la presbiteriana Iglesia escocesa en términos anglicanos. Iniciativa formalmente rechazada por los escoceses y al año siguiente Carlos decidió invadir el reino del norte. Sin dinero ni consenso, la expedición fue un fracaso absoluto y el rey debió retirarse sin pelear una sola batalla. La necesidad de fondos obligo al rey a convocar al Parlamento. Más que apoyo, se retomaron las exigencias de la década pasada, agravadas luego de los “once años de tiranía”. El 7 de mayo de 1640 se debatiría la cuestión escocesa, pero sabiendo que se preparaba una petición contra la guerra, lo disolvió y volvió a emprender una campaña… que termino en un total fracaso, con el ejército escocés ocupando el norte de Inglaterra y una rebelión en Irlanda. El Parlamento pediría al rey renunciar al mando del ejercito, lo que seria una intromisión del parlamento en asuntos de la corona tan ofensiva, que en agosto de 1642, el rey izaría el estandarte real en Nottingham dando inicio a la guerra civil.

Muy abrupto resumen del conflicto:

– Guerra entre la Corona y el Parlamento ( que convoca al pueblo campesino armado en el New Model Army )

– El Parlamento se dividirá teniendo dos alas, una de presbiterianos moderados de acuerdo a la conciliación y la iglesia estatal, y un ala más radical independiente, a favor de la libre congregación y libre culto más cercana al NMA;

– Entran ideas modernas proto-democráticas y liberales en el NMA, que pide exigencias al Parlamento por su actuación.

(vease: levellers https://es.wikipedia.org/wiki/Niveladores);

– Enfrentamientos entre conciliadores parlamentarios cercanos a la corona y el NMA al mando de jefes rebeldes a partir del año 1646, en 1647 el rey fue secuestrado por un grupo de soldados;

– El 2 de diciembre de 1648 el ejercido marcho sobre londres y el 6 de diciembre al mando del coronel Thomas Pride, expulsó a 186 miembros del parlamento y arresto a 40. El 1 de enero de 1649 se creó una comisión para preparar el juicio al rey. Fue juzgado por “tirano, traidor y asesino”, encontrado culpable y sentenciado a muerte en nombre de su pueblo, finalmente decapitado el 30 de enero de 1649. En marzo se abolió la monarquía y en mayo se proclamó la república (Commonwealth of England)

En este periodo, el derrumbe de algunas instituciones de la Corona, junto a la Iglesia anglicana, produjo el fin de la censura. Este quiebre provocó un inmenso estallido de publicaciones que hizo posible para una gran cantidad de personas el acceso a una variedad de perspectivas políticas, religiosas y sociales hasta entonces desconocida. El pensamiento religioso de Winstanley, profundamente herético, y sus ideas sobre la política y la sociedad , profundamente radicales, aparecieron en este contexto. 

Gerrard Winstanley

Gerrard Winstanley

Nacio en 1609, en Wigan, condado de Lancaster, al norte de Inglaterra. Su padre era un comerciante de productos textiles de considerable importancia. Es posible que haya asistido a una escuela de gramática, porque citaba latín y sabia el suficiente derecho como para mencionar al gran jurista sir Edward Coke y estatutos del siglo XV, pero es seguro que no siguió los pasos de la educación formal. A los 20 años comenzó como aprendiz en la Merchant Taylor Company y tras siete años empezó a trabajar como comerciante textil. Se caso en 1640 con Susan King. En 1641 fue estafado y perdió 247 libras, suma de importancia para la época. Tras el inicio de la guerra y una serie de desgracias personales, se traslado junto a su esposa a algun lugar de Cobham, donde su suegro tenia propiedades.

Por mucho tiempo asistió estrictamente a la iglesia y compartió sus creencias y enseñanzas, pero en un momento dado se dio cuenta que “creer como el clero creía” no comportaba más que una vida de “confusión, ignorancia y esclavitud”. A principios de 1649 Winstanley afirmaba hacer recibido directamente de Dios el mensaje:“Trabajad juntos, comed el pan juntos (…) para hacer de la tierra un tesoro común (…) y declarado esto a todos” y algunos meses después, junto a un grupo de gente comenzaron a cultivar terrenos comunales. Fueron conocidos por sus contemporáneos como diggers (“cavadores” ). A estas colonias les siguieron otras, pero que al ser continuamente atacadas y violentadas fueron disolviéndose. En 1651 envío a la imprenta el más importante de sus escritos, The Law of Freedom (“La ley de la libertad” ).

I. Critica al clero y la religión: Uno de los aspectos más importantes de su pensamiento es su homologación entre Dios y la Razón. Winstanley criticaba la lectura literal de la Biblia y estaba a favor de la lectura alegórica. Incluso el dia del Juicio debía entenderse así porque si “Cristo habita en cada hombre y en cada mujer”, el Juicio Final no podía ser la aparición física de un hombre que se encuentra en el interior de todos, sino la maduración interior y su difusión en todos los hombres del espíritu de la Razón, “la libertada, la justicia y la paz”: “El espíritu que expiara a la humanidad (…) es la Razón pura (…) que gobierna el mundo entero con justicia”. Acusaba al clero de “predicar de lo que han escuchado y leído de otros, pero no de la experiencia propia” “antes de haber descubierto a Dios en su interior”, alimentando la ignorancia del pueblo por el beneficio económico del diezmo.

A partir de 1949 abandonaria las preocupaciones religiosas y abordaria problemas inmediatos y seculares, arribando en sus panfletos un tono secular, racionalista y moderno, a partir del cual desarrollaria ideas y perspectivas desconocidas para el siglo XVII. Sin embargo el no pensaba que su pensamiento religioso fuera contradictorio de su pensamiento social y político, sino más bien complementario. De su convicción de que Dios habita en cada hombre se desprende su crítica al monopolio de la iglesia sobre la predica del evangelio, se relaciona con su apasionada defensa de la libertad de conciencia y su negativa a pagar el diezmo y mantener una casta separada de la sociedad que se encargase del mantenimiento del culto inculcando al pueblo ciegos principios para lucrar con el diezmo, y los hombres no puedan “apreciar sus derechos de nacimiento, ni que es lo que debe hacerse aquí en la tierra mientras estén vivos”. Si Dios y la Razón son sinónimos y si avalar un régimen de “pobreza y opresión” representa una practica irracional entonces el clero se opone tanto a Dios como a la Razón, lo que finalmente conduce a la relación “secular” entre “el poder regio” y la Iglesia como instrumento de dominación ideológica.
(¿el opio del pueblo?)

II. La ley, el comercio y el trabajo: “El segundo de los oficiales al servicio del poder regio”. Para Winstanley su objeto es “mantener el poder de la espada conquistadora y preservar a su hija la propiedad”. El clero y la ley se toman de la mano con “el artero arte del comprar y el vender”, es la expresión que utiliza para sintetizar las prácticas del mundo capitalista en formación. Una visión de la totalidad social muy poco frecuente para su época, afirmaba que estos tres aspectos están relacionados entre si:

El poder regio depende de la ley y del comprar y el vender;
y estos tres dependen del clero, que hechiza al pueblo para que sea dócil;
y todos dependen del poder regio por su fuerza.

Mientras la etica protestante legitimaba las practicas nacientes del capitalismo, Winstanley las desacreditaba afirmando que ningún hombre podía enriquecerse más de la cuenta a menos que robara el trabajo de otros hombres. Afirmaba que el principio económico que articulaba la explotación del unas personas sobre otras, era la propiedad privada. Una teoría sobre el valor-trabajo embrionaria y llamaba a todos los hombre a no trabajar más para ningún propietario por ningún jornal, para destruir la propiedad privada que encumbraba a la tiranía.

Para concluir: El siglo XVII forma parte del largo proceso de transición entre la cosmología mítico-religiosa que había caracterizado a la Edad Media y el pensamiento social moderno de tono secular que en el siglo siguiente quedaría definitivamente asentado con la ilustración. En el periodo 1640-1660 se desarrolló una gran parte del pensamiento moderno. Thomas Hobbes desarrolló sus ideas sobre la soberanía y dio vida a las teorías del “individualismo posesivo”, fundamentales en el el desarrollo de la filosofía política moderna. Los levellers dieron forma a teorías de representación política y de la legitimidad del estado bajo las premisas del contractualismo y la voluntad individual, James Harrington estableció por primera vez que las formas de poder político estaban relacionadas con el desarrollo económico y que en consecuencia, el estudio de la historia representaba imprescindible para comprender las causas del surgimiento y caída de gobiernos.

Winstanley ocupa un lugar a la par de estos grandes pensadores. Yendo un paso más adelante que Harrington, mostró que el cuerpo central del pensamiento social también estaba estrechamente ligado a las formas históricas de la sociedad. Es el primer pensador político moderno en señalar la relación inmediata entre la libertad política y la igualdad económica, y en proponer un programa de cambio social radical basado en este principio. Es pionero en sugerir que tal cambio sólo podría resultar efectivo si se comportara la abolición de la propiedad privada y del trabajo asalariado, y en insistir en que solo a partir de ello, el progreso científico y el desarrollo económico podrían traspasar las fronteras del beneficio individual.

Bibliografía:
-WINSTANLEY, Gerrard; La Ley de la Libertad. Prologo, traduccion y notas de Julián Verardi
-CUEVA FERNÁNDEZ, Ricardo, “Los Levellers y el Agreement: Hacia la teoría constitucional
moderna”.

 

Anuncios