Desbaratamiento complot antiborbón

Desbaratamiento complot antiborbón

El 2 de julio de 1926, en París (Francia), la policía anuncia haber desbaratado un complot que tenía como objetivo asesinar al rey de España Alfonso XIII, que debía ser recibido en visita oficial a Francia acompañado de Miguel Primo de Rivera, y de haber detenido, el 25 de junio, los anarquistas españoles implicados Francisco Ascaso, Buenaventura Durruti y Gregorio Jover. El Estado español, que les acusa de hurtos y asesinatos, y la República Argentina, que les imputa «expropiaciones», reclamarán inmediatamente sus extradiciones. Pero los anarquistas franceses se movilizarán, especialmente Louis Leco quien batalló ante la clase política francesa para evitar que fueran entregados a sus verdugos, además de Sébastian Faure y el abogado Henri Torres. Los tres anarquistas serán juzgados en París el 17 de octubre de 1926 y reivindicarán firmemente haber tenido la intención de eliminar el rey para provocar la caída de la monarquía en España. Serán finalmente condenados a seis meses de prisión por rebelión, para llevar pasaportes falsos, por  llevar armas prohibidas y por infracciones a la Ley sobre extranjeros, y quedarán encarcelados hasta el 14 julio de 1927, cuando serán indultados con la condición de que abandonen el territorio francés en un plazo de dos semanas, huyendo en Bélgica clandestinamente «ayudados» por la policía gala.

 

Anuncios