Agustín Rueda Sierra – muere de las torturas en la carcel

Agustín Rueda Sierra

Agustín Rueda Sierra

El 14 de noviembre de 1952 nace en Sallent (Bages, Cataluña) el militante anarquista Agustín Rueda Sierra. Nacido en una choza de una colonia de Sallent, pueblo minero de Barcelona con un gran porcentaje de inmigración, de madre tejedora y de padre minero. Después de la escuela trabajará cuatro años en una empresa auxiliar del automóvil haciendo matrices industriales. Con 18 años crea un Club Juvenil para dinamizar su barrio (cine, conferencias, recitales, fútbol). En abril de 1971 deja la fábrica y consigue trabajo de minero en Sallent. En febrero de 1972 se produce una huelga importante y un cierre de los mineros de Balsareny y Sallent; Agustín Rueda participará activamente (asambleas informativas, manifestaciones, grupos de apoyo …). En septiembre del mismo año, y como consecuencia de su participación en el ambiente insurgente, es despedido del trabajo.

El 17 de noviembre de 1972 muere atropellada la madre de un compañero a causa de la mala situación de las carreteras de la colonia donde vive, y en la manifestación de protesta dos días después es detenido e ingresa en la cárcel Modelo de Barcelona, de donde saldrá en febrero de 1973. Después de varias trabajos esporádicos (cantero, vendimiador …) y de acoso policial, es llamado a filas. El 9 de mayo de 1974 se incorpora en infantería de marina en Cartagena y luego en Ferrol el 26 de junio. El 17 de julio muere su padre de tuberculosis y miseria y el 28 de octubre del mismo año su madre, con lo que pierde el hogar familiar. El 28 de octubre de 1975 se licencia y vuelve a Sallent. En abril de 1976 se pasa a Francia por primera vez pe ayudar a un amigo desertor y toma contacto con los exiliados libertarios de Perpiñán, viviendo encima de la Librería Española de la ciudad, que poco después es destrozada por una bomba quedándose sin vivienda . Tras varios trabajos en el campo en Ceret y Conell de la Rivière, en octubre de 1976 llega clandestinamente a Barcelona cargado de libros y panfletos libertarios.

Vuelve a casa con desertores y retorna en noviembre en Sallent donde ocupa una masía abandonada. En febrero de 1977 con pasaporte vuelve a Perpiñán y entra en contacto con un grupo autónomo libertario de acción, pero no es un revolucionario profesional y sigue viviendo de las labores del campo. El 15 de octubre de 1977 a las 6 de la mañana es detenido en la frontera a causa de una delación. Después de tres días en la comisaría de la vía Laietana, es llevado a la prisión de Figueres para restablecerse de la paliza, ya final de mes es llevado a la prisión de Girona. Entra en contacto con la Coordinadora de Presos En Lucha (COPEL) y se convierte en miembro activo. Los abogados Vidal, del Comité Propresos de CNT, y M. Seguí, de Familiares y Amigos de los Presos Políticos, se encargarán de su caso, pero sólo lo vieron un pico. Como consecuencia de sus actividades en la COPEL es trasladado, sin que sus abogados se enteren, el 1 de enero de 1978 en la prisión madrileña de Carabanchel donde también se incorpora de lleno en la COPEL.

La noche del 13 al 14 de marzo de 1978, cuando los funcionarios de prisión descubren que Agustín se ha enterado de los nombres de los infiltrados policiales en la COPEL y en grupos anarquistas, es asesinado de una paliza; el doctor Gregorio Arroyo certifica en la enfermería de la cárcel del óbito debido a un «shock traumático» a las 7.30 horas del 14 de marzo. Nadie lo vio después de su muerte y el cadáver fue trasladado a Sallent donde fue enterrado sin ningún permiso, ni siquiera el de sanidad, había que evitar escándalos. 12 funcionarios de prisión y dos médicos fueron juzgados y condenados 10 años después de los hechos apenas comprendidas entre los 10 y dos años de cárcel por la paliza mortal “generalizada, prolongada, intensa y técnica» realizada en el 70% del cuerpo de Agustín Rueda.

Agustín Rueda Sierra. Asesinado el 13 de marzo de 1978 en la cárcel de Carabanchel, Madrid.

https://i2.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/6/60/Agustin_Rueda_Graf-3.jpg/794px-Agustin_Rueda_Graf-3.jpg

La noche del 13 al 14 de marzo de 1978 fue asesinado a palos en la cárcel de Carabanchel, Madrid, cuando era torturado por los carceleros para saber los nombres de los participantes en la construcción de un túnel que habían encontrado en dicha cárcel, su agonía duro seis horas y fue presenciada en las celdas de castigo, por sus siete compañeros que también fueron torturados.Agustín Rueda había nacido en el pueblo minero de Sallent, Cataluña, donde fue aprendiz de matrícelo, vendimiador, emigrante en Francia, paso la frontera clandestinamente en el franquismo con fotocopiadoras para la CNT.

Estaba en la cárcel acusado de pertenecer a los Grupos Autónomos, y había sido detenido poco antes de su asesinato acusado de acciones contra las elecciones sindicales y de pertenecer a “comandos libertarios terroristas “.

Nada mas llegar a la cárcel empezaron a excavar un túnel junto a otros compañeros. Descubierto el túnel empezaron las torturas para encontrar los autores, fueron golpeados con mucha brutalidad. El subdirector de la prisión, el medico, el cura y diez funcionarios mas, presenciaron y ejecutaron el asesinato., al negarse a abrir la boca, pago con la muerte.

La movilización en las calles de todo el estado fue rotunda. En la comarca de Sallent los mineros convocaron una huelga general. Los familiares tras muchas presiones consiguieron que fuera enterrado donde nació.

Después de un año los responsables del asesinato, (Carlos Cantos Rueda director, Antonio Rubio subdirector, Barrigón, medico de la prisión, Luís Lirón de Robles, jefe de servicios, Jose Luís Esteban, funcionario, Alfredo Mayo, funcionario, Javier Flores funcionario, junto a otros funcionarios) fueron puestos en libertad por Landelino Lavilla y Rodolfo Martín Villa.

Durante ese año hubo importantes movilizaciones para cambiar el sistema penitenciario franquista y a favor de los presos que eran torturados habitualmente en las cárceles del estado, encabezadas por la COPEL y apoyadas por el movimiento libertario. El compañero y testigo de Agustín, Alfredo Casal fue trasladado a la nueva prisión de Herrera de la Mancha donde fue de nuevo torturado y su abogado destapo El Caso de la cárcel Herrera de La Mancha donde fue acusado, destituido y condenado su director y algunos funcionarios de prisiones.

Ver el libro sumario 22/79. Herrera de la Mancha, una historia ejemplar, de Manolo Revuelta. Editorial La Piqueta- Queimada 1980.

Agustín Rueda No Te Olvidamos. Ajoblanco Nº 33 Mayo 1978

 
Anuncios