Homenaje a Luis Andrés Edo

Activista anarquista cuya vida estuvo dedicada a la “Idea” y la lucha por la libertad

Stuart Christie

Luis Andrés Edo en 1983

Con la muerte de Luis Andrés Edo, a los 83 años, en Barcelona, ​​el movimiento anarquista ha perdido un pensador destacado militante y original, y yo he perdido a un compañero de armas, un ex compañero de celda y un amigo insustituible. 

El hijo de un Guardia Civil, Luis nació en el cuartel de la benemérita en Caspe (Zaragoza) en 1925, pero su familia se trasladó a Barcelona, al año siguiente cuando su padre, Román, fue trasladado a un cuartel nuevo en el barrio de Sants de Barcelona, donde el niño creció, educado por monjas, monjes y sacerdotes. 

Más tarde, después de la revolución social del 19 de julio de 1936, a los diez años de edad, Luis se convirtió no sólo en un “niño de las barricadas”, si no  también en un “hijo de la CENU ‘(el Consell de l’Escola Nova Unificada), el sucesor de las escuelas racionalistas de la Escuela Moderna creadas por Francisco Ferrer i Guardia en 1901 (y obligados a cerrar en 1906).

La educación que recibió allí y en las calles de la Barcelona revolucionaria era una demostración que cambia su vida. 

La vida laboral de Luis comenzó en 1939, a la edad de 14 años, en la limpieza de la maquinaria e impares jobbing en la Compañía de Ferrocarriles Nacionales de España, RENFE, donde fue aprendiz dos años después como maquinista y en 1941, con 16 años, se afilió al clandestino sindicato  anarco-sindicalista  de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT)

Se quedó con RENFE hasta 1946, cuando, después de completar su aprendizaje a la edad de 21 años fue arrestado y pasó un corto tiempo en prisión acusado de “robar” las papas de los trenes como parte de la CNT, el sindicato hacia de redistribución “s” de alimento “durante los terrible años de hambre”

Tras su liberación se convirtió en vidriero de fabricación de termómetros, un trabajo que iba a causarle problemas graves y permanentes de salud por la ingestión de mercurio y ácido fluorhídrico.

Luis fue llamado a filas en octubre de 1947 para hacer el servicio militar, pero en diciembre ya estaba harto del ejército franquista y desierto, cruzando clandestinamente a Francia, todavía vestido con su uniforme militar. 

En 1952 regresa a Barcelona después de una grave represión por las autoridades francesas sobre las actividades de la CNT en el exilio. 

Este fue el resultado de un fallido asalto al tren en Lyon el año anterior en el que murieron tres personas y heridas a otras nueve. Luis no estaba involucrado en el robo Lyon, pero la policía francesa hizo todo lo posible para hacer la vida insoportable para todos los exiliados anarquistas españoles de la época. 

De vuelta a España Luis fue arrestado por cargos de deserción en agosto de 1952 y no fue liberado hasta octubre de 1953, cuando fue devuelto a las filas abandonando rápidamente de nuevo a principios de 1954. Volvió a ser detenido, fue encerrado durante seis meses en las mazmorras del Castillo de Figueres, una prisión militar en Gerona, después como tantos otros, se fue al exilio permanente en Francia, donde se lanzó con entusiasmo al antifranquista  movimiento libertario de resistencia. 

En París, en 1955, Luis se implicó de cerca con Laureano Cerrada Santos, otro exempleado de RENFE  y una figura clave en la Segunda Guerra Mundial contra los nazis. Resistencia y Escape y redes de evasión. Cerrada fue también un maestro falsificador y una figura influyente en el proceso penal francés demi-monde, sobre todo parisina y ambientes de Marsella, y fue, sin duda, una de las figuras más problemáticas, enigmáticas y misteriosas de la diáspora anarquista español. 

Fue Cerrada el que, en 1947, había comprado una poderosa lancha motora Navy Vedette a EE.UU utilizada por el comité de defensa para el transporte de armas, propaganda y militantes de Francia a España por CNT, también compró el avión utilizado en el ataque aéreo al yate de Franco en San Sebastián en septiembre de 1948. 

Tras las secuelas del robo Lyon en 1951, sin embargo, Cerrada fue expulsado y condenado al ostracismo por la CNT por “meter a la organización en el descrédito”, debido a sus “conexiones criminales”

Cerrada de hecho, fue detenido en Francia por cargos de falsificación un mes antes del robo de Lyon. Eso no corto el hielo con el  Comité Nacional de la CNT del exilio en Toulouse que quería deshacerse de todos los ‘Apache’ elementos de la organización que amenazaban la legalidad de su cómoda existencia en Francia. 

En París, la participación de Luis con la organización juvenil Juventudes Libertarias, el anarquista español  también lo puso en contacto con la mayoría de los otros conocidas “rostros” de la resistencia antifranquista, hombres como QuinoSabaté, el casi legendario guerrilla urbana, y José Pascual Palacios de la Comisión de Defensa de la  CNT, el hombre responsable de la coordinación de todos los grupos de acción que operan en España y descrito por el jefe de policía de Barcelona Eduardo Quintela como de España “enemigo público número uno”

Fue Luis quien organizó una reunión entre “el’Quino'” y el ex general del ejército del Partido Comunista, “El Campesino”, a petición de este último en 1959, poco antes de la muerte de Sabaté a manos de las fuerzas de seguridad franquistas. 

Durante este tiempo en París, trabajó en el Alhambra Theatre como  asistente de Rafael Aguilera, el famoso artista andaluza de Ronda para Maurice Chevalier. Lo que poca gente sabía, sin embargo, era que Aguilera era un héroe de la Guerra Civil española y de la Resistencia que había sido encarcelado por los nazis, fue también responsable del mantenimiento de un depósito de armas importante, en París de la Comisión de Defensa de la CNTUno de estos escondites se encontraba en su taller en el ático de la Alhambra. Cuando no había trabajo por hacer en el teatro, Edo y Lucio Urtubia, un amigo cercano y un protegido de Quino’ Sabaté, sería limpiar y dar de aceite a estas armas. 

En una ocasión ocurrió un hecho dramático Lucio limpieza a conciencia una pistola Mauser cuando ésta se disparó en la mano, casi deja sin  cerebros a Luis.

En la década de 1960 Luis fue secretario de la Alianza Obrera (CNT-UGT-STV), secretario de propaganda del Comité Nacional de la CNT, secretario de la Federación Local de París de la CNT, secretario general del Comité Peninsular de la FIJL en el exilio, y estuvo estrechamente involucrado con, entre otros, Octavio Alberola, Garcia Oliver Cipriano Mera en la creación de  la Defensa Interior, la sección clandestina del Movimiento Libertario Español en el Exilio (MLE). La función de la Defensa Interior fue planificar y ejecutar acciones subversivas dirigidas al régimen franquista y de asesinar al propio Franco, que fue en este papel que se encontró por primera vez Luis en París en 1964, antes de partir hacia Madrid con explosivos plásticos destinados a ese mismo propósito.

Mi siguiente encuentro con Luis fue dos años más tarde, en la prisión de Carabanchel en Madrid a consecuencia de una traición por parte de un agente de policía, Inocencio Martínez. Él y cuatro compañeros más fueron arrestados en octubre de 1966 por la policía secreta de Franco, la Brigada Político-Social (BPS) y acusados ​​de planear el secuestro del jefe de las fuerzas armadas de EE.UU. en España, Rear Gillette almirante Norman y, al parecer, al político argentino Juan Perón  exiliado en España. También fue acusado de complicidad en el secuestro en Roma, seis meses antes, de monseñor Marcos Ussía, de 40 años de edad, español y agregado eclesiástico del Vaticano en este país. Estas acciones se llevaron a cabo bajo los auspicios del Grupo Primero de Mayo, grupo internacional autónomo de acción anarquista, que sucedió a Defensa Interior después de su disolución por la CNTFAI de Toulouse después de mi arresto en 1964.

Luis y yo compartimos una celda de la sexta galería el ala política de la infame cárcel de Carabanchel. Yo acababa de cumplir los veinte años, y de hecho fue él quien me enseñó a afeitarme. Durante ese tiempo nos hicimos muy amigos, así como compañeros. A menudo recuerdo, con mucho gusto, las largas discusiones que tuvimos cada noche después de lock-up” hasta que “lights-out” en el que parecía cubrir cada tema concebible bajo el sol. 

Muchas de estas líneas de pensamiento que dedicó al fino papel cebolla  en la mano minúsculo que luego de contrabando saco fuera de la cárcel. Algunas de estas tesis aparecieron cuarenta años más tarde en su colección de ensayos teóricos “La Corriente”. Ciertamente, para un joven inexperto e ingenuo como yo, Luis, con su carisma y personalidad fuerte fue el maestro ideal, mentor y modelo a seguir. 

Eran tiempos interesantes y educativas y de hecho me involucró en dos intentos de fuga que fueron organizados por Luis con la ayuda de un grupo de acción de París. El descubrimiento del plan, justo antes de su juicio, llevó a nuestra separación y mi traslado a la cárcel de Alcalá de Henares, en el verano de 1967. 

Juzgado por un Tribunal de Orden Público civiles, algo inusual en sí mismo para los anarquistas que, como yo, estaban cargados normalmente en la legislación militar con “bandidaje y terrorismo” y juzgado por un tribunal militar con el parche de terrorismo, Luis fue condenado a tres años de prisión por asociación ilícita (miembros de la Juventudes Libertarias), seis años por posesión ilegal de armas, y una multa de 25.000 pesetas por posesión de documentos de identidad falsos. La sentencia habría sido mucho más dura si  habíera sido juzgado por un “Consejo de Guerra”

Luis fue liberado de la prisión de Jaén en 1972, con el espectro de muchos de los centros penitenciarios de máxima seguridad de Franco, incluyendo los de Soria y Segovia en la que se organizaron comités de escape y se montaron una serie de huelgas de hambre y motines, por la que pasó meses en una celda de castigo. 

En 1974 fue detenido de nuevo bajo la acusación de asociación ilícita con los grupos anarquistas de acción de los GARI (Grupos de Noticias Acción Revolucionaria Internacional) y de complicidad en el secuestro de París del banquero español Baltasar Suárez, Luis recibió una sentencia de cinco años de prisión en febrero de 1975, de la que cumplió poco más de dos años, después de ser liberado en 1976 gracias a una amnistía real durante la transición post-franquista, a pesar de haber liderado el primer gran motín durante su tiempo en la prisión Modelo de Barcelona. 

Fue un periodo especialmente doloroso de prisión porque se separó de su pareja, Rosita, y sus dos hijos pequeños, Helios y Violeta que se quedaron en París.

Con Franco muerto, pero sus seguidores aún en los asientos que conducían el país, Luis jugó un papel clave en la reconstrucción de la CNT en Cataluña y fue uno de los organizadores del Mitin de Montjuic”, el primer Mitin público jurídico de la CNT desde 1939 un evento que atrajo a 300.000 personas, la mayoría de ellos una nueva generación de jóvenes libertarios. También fue el promotor inicial de la organización de las “Jornadas Libertarias”, un festival de una semana de duración anarquista internacional que siguió al Mitin de Montjuic” y, durante cinco días extraordinarios en julio, volvió a Barcelona en un escaparate internacional para la  celebración del anarquismo.

Pero el período de transición entre 1976 y 1981 fue también una época de grandes provocaciones por los restos de la élite del poder franquista, el “Búnker”, desesperado por aferrarse a su poder y privilegios, y evitar ser llevados ante la justicia por su reinado de terror y criminalidad.

Ellos y sus nuevos socios socialdemócratas estaban también ansiosos por desacreditar y neutralizar a los elementos radicales de la naciente CNT y la FAI el llamado “sector de Apaches”.

Una vez más, fue Luis quien se encontraba en la vanguardia de la exposición del Estado español la “estrategia de la tensión”, que comenzó en enero de 1977 con la masacre de los cinco abogados de izquierda en sus oficinas en Atocha y dejando a otros cuatro heridos graves, por el mismo italiano neo-fascistas responsables de una campaña de terror similar en marcha en Italia desde 1968. Estos terroristas y otros parapoliticals de la SCOE (Servicio de Coordinación, Organización y Enlace), operado bajo el control de Rodolfo Martín Villa, ministro fascista de interior de Adolfo Suárez  y su comisario de policía el notorio, Roberto Conesa Escudero. Las manos de Martín Villa y Escudero también se ve en el fuego de la sala Scala, de Barcelona en 15 de enero de 1978 en el que murieron cuatro personas, y la culpa se le estaba echado a la CNT .

Luis fue arrestado de nuevo en 1980 y acusado de “Formación terrorista” (la organización de un grupo terrorista) convenientemente poco antes del juicio de los acusados ​​en el caso Scala con el fiscal pidiendo una pena de veinte años, pero fue puesto en libertad provisional en agosto de 1981 tras el intento de golpe de Tejero. El caso contra Luis se dejó caer por fin debido a la falta de pruebas en 1984.

En los siguientes veinte cinco años hasta el mismo momento de su muerte, y a pesar de una enfermedad gravemente debilitante siete años Luis fue apoyado en todo momento por su alma gemela y compañera, Doris Ensinger, con quien compartió su vida después de finalmente separarse de su primera mujer Rosita, en 1981. Luis y Rosita se había separado de manera efectiva en 1976, cuando se negó a regresar a París en un momento tan crucial en la historia de España, mientras que ella y los niños se negaron a vivir en Barcelona. 

Luis y Doris comenzaron su relación en 1978, viviendo juntos como pareja desde el día en que fue puesto en libertad en agosto de 1981.

Luis Andrés Edo se mantuvo siempre tanto como un activista incansable y un dinámico intelectual del movimiento libertario internacional, constantemente invitan a la reflexión y el desarrollo de nuevas ideas anti-autoritarias. 

Lo suyo era la voz y la conciencia si se quiere de lo que estaba orgulloso de llamar “el sector de Apache”, la defensa de los principios anarquistas de la CNT y la lucha sin descanso por la restauración de los bienes del sindicato y los bienes incautados por los franquistas en 1939, y por la justicia para las víctimas del franquismo, en particular los casos de Delgado y Granado los dos jóvenes anarquistas asesinados a garrote vil en 1963 por un crimen del que eran inocentes. 

Por lo menos dos generaciones de jóvenes anarquistas españoles que estuvieron en contacto con él, Luis Andrés Edo fue sin duda el modelo de inspiración de la era post-franquista. Era, a la clandestinidad del antifranquista movimiento libertario, lo que Jean Moulin fue a la Resistencia francesa.

En 2002 Luis publicó “La Corriente”(originalmente titulada “El pensamiento antiautoritario”) una antología de ensayos de su prisión en la que explora sus ideas sobre el pensamiento y la acción, y en 2006 publicó sus memorias autobiográficas: “La CNT en la Encrucijada: Aventuras de un heterodoxo” (La CNT en la encrucijada: Aventuras de un Maverick ) en el que traza la trayectoria de su extraordinaria vida de militante.

Aunque la muerte de Luis Andrés ha dejado a las personas cuyas vidas tocó con un enorme sentido de pesar y pérdida, también ha dejado las generaciones presentes y futuras un legado valioso, su memoria y su ejemplo de ¡Ecrasez l’infame!

Luis le sobreviven su compañera, Doris Ensinger, y sus dos hijos, Helios y Violeta.

Luis Andrés Edo, anarcosindicalista, nacido el 07 de noviembre 1925, falleció el 14 de febrero de 2009.

Una versión editada de este obituario fue publicado en The Independent: Luis Andrés Edo: anarquista que luchó contra la represión de la España de Franco

 

Luis Andrés Edo en 2008

Luis Andrés Edo en 2008 

TEXTO INTRODUCTORIO

Durante su estancia en la cárcel de Soria, en el año 1968, Luis Andrés Edo escribió sus pensamientos acerca del anarquismo. El manuscrito tenía como título “El pensamiento antiautoritario”, y al recuperarlo después de 33 años fue publicado por la Fundació d’Estudis Llibertaris i Anarcosindicalistes con el título “La Corriente”.

En “La CNT en la encrucijada” describe su agitada vida y homenajea a algunos compañeros de la CNT olvidados o menospreciados.

“Uniques poemas” contiene los poemas escritos en la cárcel por Josep Domènech, un joven militante de la CNT, en los meses anteriores a su ejecución en el Camp de la Bota (Barcelona). Luis Andrés Edo impulsó la publicación y escribió el prefacio.

Luis Andrés Edo con 'La CNT En La Encrucijada'

Luis Andrés Edo con ‘La CNT En La Encrucijada’

FOTOS

Luis Andrés Edo

“…huyendo de todo, siempre huyendo de la policía, de los ejércitos, de los países, incluso de las estructuras anarcosindicalistas…”

En el Castillo de Figueres, 1952 – 54

 

En la cárcel de Soria

En la cárcel de Soria

 

Con compañeros en la cárcel de Soria

Con compañeros en la cárcel de Soria

 

Con O. Alberola, E. Bayo y A. Téllez

 

En un mitín, finales de los 70

En un mitín, finales de los 70

 

A principios de los ochenta

A principios de los ochenta

 

1 de mayo, principio de los ochenta

1 de mayo, principio de los ochenta

 

En un mítin en Andalucía

En un mítin en Andalucía

 

En un mítin

En un mitin

 

Manifestación delante de la cárcel Modelo, Barcelona

Manifestación delante de la cárcel Modelo, Barcelona

 

La Modelo, después de un motín

La Modelo, después de un motín

 

Salida de la cárcel, el 14 de agosto de 1981, con su hermano Federico

Salida de la cárcel, el 14 de agosto de 1981, con su hermano Federico

 

Con José Martin-Artajo en Venecia, sept. de 1984

Con José Martin-Artajo en Venecia, sept. de 1984

 

Con Lirio Gerona y la alcadesa de Sant Boi de Llobregat

Con Lirio Gerona y la alcaldesa de Sant Boi de Llobregat

 

Con Teófilo Navarro de Toulouse y el compañero Alfonso (de Amposta)

Con Teófilo Navarro de Toulouse y el compañero Alfonso (de Amposta)

 

Una charla en la FELLA

Una charla en la FELLA

 

Presentación de “La Corriente” en Sants, 2003

Presentación de “La Corriente” en Sants, 2003

 

Con O. Alberola en un acto en la FELLA

Con O. Alberola en un acto en la FELLA

 

En la tumba del Quico, Francisco Sabaté, en Sant Celoni

En la tumba del Quico, Francisco Sabaté, en Sant Celoni

 

Con Joan Busquets, en la presentación de su libro

Con Joan Busquets, en la presentación de su libro

 

Un primero de mayo en las Cotxeres de Sants

Un primero de mayo en las Cotxeres de Sants

 

José María Nunes, en la presentación de su libro en la FELLA

José María Nunes, en la presentación de su libro en la FELLA

 

Verano 1990, en París

Verano 1990, en París

 

En Iguazú, 1991

En Iguazú, 1991

 

Con su nieto Pablo

Con su nieto Pablo

 

En la Plana de Vic

En la Plana de Vic

 

Vacaciones en Galicia

Vacaciones en Galicia

 

Con Pep Castells, verano de 1994

Con Pep Castells, verano de 1994

 

El maestro de la paella

El maestro de la paella

 

En la Plana de Vic

En la Plana de Vic

 

Luis en su sillón

Luis en su sillón

 

El día de la presentación de sus memorias a la prensa, noviembre 2006

El día de la presentación de sus memorias a la prensa, noviembre 2006

 

83 aniversario

83 aniversario

 

83 aniversario

83 aniversario

Fuente de las fotografias Obituario: Luis Andres Edo

Obituario: Luis Andres Edo

 

 

Fuente de las fotografías

Obituario: Luis Andres Edo

Conversaciones con la izquierda de la izquierda

Publicado por Librepensador Acrata

Anuncios